La biometría de voz toma como referencia el movimiento de determinados músculos
La biometría de voz toma como referencia el movimiento de determinados músculos - abc

La biometría de voz: realizar operaciones bancarias con dos palabras

Las «contraseñas habladas» permiten desarrollar nuevas formas de seguridad empresarial

Actualizado:

Parece tecnología futurista, pero lo cierto es que la biometría de voz disfruta de un gran presente. Los sistemas de autentificación de clientes mediante el uso del lenguaje tienen ya presencia en sectores tan dispares como la banca o las telecomunicaciones, tanto a nivel nacional como internacional. Las contraseñas habladas aportan una nueva dimensión a la seguridad digital.

Una de las empresas dirigidas a abarcar este mercado es Nuance Comunications, que ofreció una conferencia en el Congreso de Seguridad Digital celebrado en Madrid el pasado jueves. La compañía cuenta en la actualidad con más de 150 millones de usuarios activos alrededor del mundo y colabora con compañías tan reconocidas como el Banco Santander, Telefónica o Iberia. Marco Piña, director de Empresa y Movilidad de Nuance, explica que el objetivo real de su empresa es «utilizar la tecnología para facilitar la vida a las personas».

Para ello, Nuance utiliza un «complejo sistema de algoritmos» que registra la voz de sus usuarios y la identifica de forma segura cuando estos quieren realizar algún tipo de operación, ya sea entrar en su cuenta bancaria o realizar algún tipo de cambio en su tarifa telefónica. Las exigencias son altas, ya que según afirma Piña «los clientes buscan cinco elementos clave: un servicio simple, personalizado, rapido, seguro y adaptado a cualquier tipo de soporte».

Iniciativa en México

La empresa parece haber superado estos retos, puesto que este tipo de « contraseña» ya se ha convertido en una realidad mediante distintas iniciativas alrededor del mundo. Una de ellas fue puesta en marhca por Nuance y el Banco Santander durante el año pasado en México, bajo el lema «En mi banco mi contraseña es mi voz». Gracias a este sistema, los clientes de la entidad bancaria pueden acceder a sus cuentas utilizando únicamente su voz, sin necesidad de PIN o preguntas de seguridad. «La iniciativa ha sido un éxito, y ha permitido que los clientes ahorren en tiempo y la entidad en seguridad» sostiene el director de Empresa y Movilidad de Nuance.

La legislación mexicana fue determinante en este aspecto, ya que obliga a las entidades a poseer un sistema de verificación biométrico. Es en este campo donde Piña aprecia un mayor ámbito de mejora. Una vez conseguido que el mercado cuente con «madurez y seguridad», el futuro estará encaminado hacia el desarrollo de una legislación apropiada para regular el uso de sistemas biométricos.