La Justicia ha tumbado la mitad de los ERE tras la reforma laboral
La Justicia ha tumbado la mitad de los ERE tras la reforma laboral - ignacio gil

Los ERE caen a mínimos tras los fuertes ajustes realizados durante la crisis

El descenso se debe a la la recuperación y, por otro, a que muchas empresas ya realizaron los ajustes de sus plantillas en los años más duros de la crisis

Actualizado:

La dirección del grupo Bodybell ha justificado esta semana el anunciado despido de 445 trabajadores, el 21% de la plantilla, por la caída de sus ventas comparables entre el 4 y el 6% durante los últimos tres años, según los datos facilitados a los sindicatos en la mesa del Expediente de Regulación de Empleo (ERE). Así, además de la reducción de las ventas, la empresa sustenta el ERE en otras causas productivas, como el descenso de en torno al 3% anual del sector de la distribución minorista de productos de belleza, con una caída más significativa, que ronda el 6%, en el canal especialista.

Este ERE de Bodybell, así como el anunciado en Adolfo Domínguez –que afectará a 144 empleados– y el previsto en Indra para unos 1.500 trabajadores son, a pesar de su repercusión mediática al tratarse de empresas conocidas, la excepción en un mercado laboral en el que el número de personas afectadas por regulaciones de empleo ha caído drásticamente en los últimos meses.

De hecho, los 1.114 trabajadores afectados por despidos colectivos en febrero de este año supone la segunda cifra mensual más baja en 33 años (desde enero de 1982), sólo por detrás por los 922 empleados afectados en septiembre de 2014. Los datos de febrero de 2015 contrastan, por ejemplo, con los 6.516 trabajadores afectados por ERE en el mismo mes de 2009 o los 6.032 de 2013.

En el primer trimestre de 2015 se presentaron a la Administración 2.457 expedientes de regulación de Empleo (ERE), que afectaron a 27.604 personas (20.284 hombres y 7.320 mujeres). Si se compara con el mismo periodo del año anterior, los procedimientos de ERE comunicados se reducen en un 50%, así como el número de personas afectadas en un 49%, según datos de CC.OO.

La explicación de esta espectacular caída se debe fundamentalmente, por un lado, a la recuperación económica y, por otro, a que muchas empresas ya realizaron los ajustes de sus plantillas en los años más duros de la crisis. Especialmente en 2013, como consecuencia de la reforma laboral aprobada por el Gobierno de Mariano Rajoy un año antes, según han coincidido expertos de los principales despachos laboralistas y de los sindicatos consultados por este periódico. Todos ellos comparten también el pronóstico de que "lo peor ya ha pasado".

Además, existe un tercer motivo por el que han descendido los ERE en los últimos meses, el judicial. Y es que más de la mitad de los expedientes sobre despidos colectivos presentados han sido rechazados por los tribunales. La Sala de lo Social del Tribunal Supremo ha declarado ajustados a derecho 31 de los 79 expedientes planteados, es decir, sólo el 39%, desde que se aplica la reforma laboral (aprobada en febrero de 2012) y hasta el cierre de 2014.

Del total de ERE, 18 fueron declarados nulos. De ellos, en los que se reconoce el derecho a la readmisión de los trabajadores despedidos, sin opción empresarial de indemnización, en cinco ocasiones se ha apreciado fraude de ley, en otras cinco había vicios de procedimiento de importancia relativos al periodo de consultas, en cuatro de los recursos se ha estimado que concurría grupo irregular de empresas, en dos ocasiones vulneración de derechos fundamentales (huelga y libertad sindical) y en otros dos falta de la documentación necesaria para una negociación efectiva durante el periodo de consultas.

Cuestiones de procedimiento

Cabe recordar como anécdota que el Supremo anuló el primer ERE presentado tras la nueva normativa por una empresa con pérdidas económicas acreditadas de tres trimestres seguidos. El fallo dejó sin efecto los 28 despidos de Talleres López Gallego, empresa dedicada a la reparación de camiones de limpieza de residuos urbanos de Móstoles (Madrid), porque no había presentado toda la documentación necesaria.

Precisamente, este es, el de las cuestiones procedimentales, uno de los principales motivos por lo que los tribunales están rechazando más de la mitad de los ERE presentados. "La reforma laboral ha provocado una auténtica revolución procesal, teniendo una enorme trascendencia en el mercado laboral y en la sociedad", subrayan desde los despachos de abogados.

La opinión generalizada entre los letrados es que los tribunales "se están extralimitando en su papel, ya que entran en cuestiones de procedimiento que ocasionan una mayor complejidad" en la documentación necesaria para presentar un ERE.

Algunos expertos apuntan también que aunque los expedientes suelen estar muy trabajados, tanto técnica como jurídicamente, "la dispersión de criterios de los tribunales está creando una enorme inseguridad jurídica".

Asimismo, el hecho de la que la mayoría de las anulaciones se deban a defectos formales y no se entre en el fondo del expediente "supone que, además de que no se resuelva el despido, un coste para la empresa y un sufrimiento para el trabajador", añaden.

Disparidad de criterios

Los principales despachos laboralistas cifran en un 70 o 75% el descenso de los Expedientes de Regulación de Empleo que están recibiendo en los últimos meses. Además, la mencionada disparidad de criterios de los tribunales ha forzado a ambas partes (empresa y trabajadores) a pactar los expedientes, de tal forma que a los tribunales ya sólo llegan aproximadamente poco más del 10% del total de ellos.

Todo esto está provocando también unos mayores costes para las empresas, ya que el acuerdo con los empleados pasa imprescindiblemente por aumentar las indemnizaciones por encima de los 20 días que fija el despido objetivo.