El presidente del Círculo de Empresarios, Javier Vega de Seoane
El presidente del Círculo de Empresarios, Javier Vega de Seoane - efe

El Círculo de Empresarios propone reducir el salario mínimo en el caso de los jóvenes sin formación

También recomiendan reducir la brecha salarial entre los funcionarios y los empleados del sector privado

Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

El Círculo de Empresarios ha pedido este lunes que se simplifiquen en tres los modelos de contrato para impulsar el mercado laboral, y ha abogado porque parte del Salario Mínimo Interprofesional (SMI) que reciben los jóvenes pueda pagarse en formación. Estas son algunas de las recomendaciones incluidas en el Barómetro de los Círculos que ha presentado este lunes el presidente del Círculo de Empresarios, Javier Vega de Seoane, quien ha subrayado la necesidad de que se establezca un tipo único del 20% en el impuesto de sociedades y ha insistido en que se deben reducir las cotizaciones sociales que pagan los empresarios.

"No pedimos que se pague menos del Salario Mínimo Interprofesional sino que una parte de esa remuneración sea en especie, sea en formación", ha incidido al referirse al elevado paro juvenil.

Los empresarios insisten en la continuidad de las reformas y piden, por ejemplo, racionalizar y simplificar los tipos de contratos para que sólo existan tres: indefinido, por necesidades empresariales (con duración determinada) y de empleo juvenil o formativo.

No obstante, los resultados del Barómetro muestran un mayor optimismo de los empresarios y que éstos valoran los efectos de las reformas emprendidas por el Gobierno en ámbitos como el mercado laboral o el financiero.

Vega de Seoane también ha apostado por la formación profesional dual y en el ámbito fiscal, reclama un tipo único del 20% en el impuesto de sociedades para que se aproxime a la media de los países de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE).

Suspenso a la Administración

Por su parte, el presidente del comité del Círculo que se encarga del Barómetro, Miguel Canalejo, ha destacado que los empresarios suspenden a la Administración Pública, que definen como "lenta e impredictible", y de la que aseguran que no ha mejorado su eficiencia y que no está ayudando a la competitividad del país.

Ha citado "debilidades muy concretas" de la Administración como la justicia, que en el Barómetro recibe una nota "muy negativa", por lo que es un área que "requiere una mejora significativa". Canalejo ha criticado los problemas de duplicidades que existen entre los diferentes niveles de la Administración, y ha instado a modificar el sistema de la función pública para que la remuneración y la promoción de sus trabajadores se asemeje a los criterios de la empresa privada.

En otro sentido, los empresarios piden un pacto de Estado sobre el modelo educativo ya que, en su opinión, España no puede ser sólo competitiva en costes sino que también debe apostar por la innovación. También han insistido en reforzar las políticas activas de empleo y en ligar los salarios a la productividad.

El presidente del Círculo ha dicho que España está aproximadamente en el puesto 35 del ránking mundial de competitividad, y ha invitado a la sociedad a "hacer los deberes" para estar en un periodo de diez años dentro de las veinte naciones más competitivas.

Además, los empresarios muestran su preocupación por la debilidad del tejido empresarial español que está muy marcado por la presencia mayoritaria de pymes, por lo que piden modificar las medidas de "efecto umbral" que desincentivan la creación de sociedades de mayor tamaño e impulsar instrumentos que ayuden a su financiación. Por último, el Barómetro valora la calidad de las infraestructuras en España, pero demanda que el suministro de energía sea más competitivo.