Una de las múltiples concentraciones que han tenido lugar contra el cierre de la planta de Fuenlabrada
Una de las múltiples concentraciones que han tenido lugar contra el cierre de la planta de Fuenlabrada - josé ramón ladra

Coca-Cola Iberian Partners reabrirá la planta de Fuenlabrada

Un total de 820 trabajadores tendrán la posibilidad de reincorporarse tras la sentencia que anulaba el ERE

Actualizado:

Coca-Cola Iberian Partners reabrirá la planta de Fuenlabrada (Madrid) como centro de operaciones industriales y logísticas, que dará soporte a la red nacional de la compañía en cumplimiento de la sentencia que anulaba el Expediente de Regulación de Empleo (ERE).

En concreto, un total de 820 trabajadores de la planta madrileña tendrán la posibilidad de reincorporarse al centro de trabajo, según han informado fuentes cercanas a la compañía.

El embotellador único de Coca-Cola en España ha informado en un comunicado que en las reuniones con los representantes sindicales se ha tratado la reapertura del centro madrileño, una de las cuatro plantas que había cerrado con el ERE, como centro industrial, así como el inicio de las acciones necesarias para restablecer dicho centro.

No obstante, Iberian Partners advierte de que esta integración «requerirá acomodar la estructura a la nueva situación societaria como primer paso para una gestión eficaz y única y hacer frente a la caída de consumo generalizada».

Respecto a los empleados afectados por el cierre de otras fábricas, que ya no existen como las Asturias, Palma de Mallorca y Alicante, se estudiarán las posibilidades para su reincorporación a los centros de trabajo de su misma ciudad que mantienen su actividad actualmente.

El pasado mayo el Tribunal Supremo declaró nulo el ERE de la embotelladora única de Coca-Cola en España por considerar que la empresa vulneró el derecho de huelga de los trabajadores. Meses antes la Audiencia Nacional decidía anular el ERE de Coca-Cola Iberian Partners, que afectó a 1.190 trabajadores, porque la empresa no informó correctamente a los empleados del proceso.

El conflicto se remonta a enero de 2014, cuando Coca-Cola Iberian Partners anunciaba su decisión de cerrar cuatro de sus once plantas en España, las de Fuenlabrada (Madrid), Alicante, Palma y Colloto (Asturias).