El Gobierno de Tsipras sigue sin llegar a un acuerdo con Europa
El Gobierno de Tsipras sigue sin llegar a un acuerdo con Europa - afp

Grecia consigue pagar al FMI pero mantiene sus problemas de liquidez

El Gobierno heleno se ha visto obligado a retirar 600 millones de una cuenta de emergencia

Actualizado:

El Gobierno griego ha conseguido pagar sin problemas los 750 millones de euros que debía entregar al Fondo Monetario Internacional. Y lo ha hecho sin complicaciones, dado que ha utilizado un fondo de reserva del Banco de Grecia que ha aportado mas de 600 millones. Gracias a este instrumento de pago, el país heleno ha podido cumplir su compromiso internacional más urgente y podrá pagar mañana la mitad de los sueldos de funcionarios y demás empleados estatales sin dificultades.

Esto supone que en el Consejo de Ministros el primer ministro radical Tsipras y su Gobierno deberán decidir qué medidas aceptar para conseguir un acuerdo con «las instituciones» (UE y FMI) en los próximos quince días. Ello permitiría que con una reunión extraordinaria del Eurogrupo para Grecia el 25 del mes se llegara a confirmar este acuerdo.

El Gobierno espera que haya una solución política en el último momento, sin necesitar tomar dolorosas e impopulares medidas en temas laborales (sobre convenios colectivos principalmente y sueldos mínimos) y de jubilaciones (desde Europa quieren que no sigan siendo en gran parte subvencionadas por el Estado). En todo caso, fuentes gubernamentales no rechazan la posibilidad de que sea necesario un referéndum para conseguir el apoyo popular ante los nuevos recortes y reformas que permitirán conseguir los más de siete mil millones de euros del segundo rescate que aún no han sido desembolsados .

El diputado radical Alexis Mitrópulos, vicepresidente del Parlamento heleno, ha declarado esta mañana a una radio privada que «debemos llegar a un acuerdo o convocar un referendo de inmediato, porque hay muchos temas que no pueden esperar», añadiendo que los problemas griegos han empeorado «con los dilemas extorsionistas de los prestamistas y el gobierno tiene que tomar la iniciativa de inmediato».

En todo caso, ha sido el ministro de Finanzas Yannis Varoufakis quién ha dejado las cosas claras: tras el Eurogrupo de ayer tarde en Bruselas, ha dicho que «el tema de liquidez (del Gobierno) es un tema muy urgente. Es de sobra conocido, no tenemos que esconderlo. Estamos hablando de las próximas dos semanas».

Criticas al gobernador del Banco de Grecia

Lo que está provocando un nuevo dolor de cabeza al primer ministro Alexis Tsipras es la crítica dirigida a Yanis Sturnáras, antiguo ministro de Finanzas en el anterior Gobierno de coalición entre conservadores y socialistas y actual Gobernador del Banco de Grecia. Sturnáras fue nombrado durante el anterior Gobierno.

Los problemas comenzaron con la publicación de información supuestamente procedente del Banco de Grecia con datos negativos sobre la economía griega y mas concretamente sobre los primeros cien días del gobierno radical. En el mail se hablaba de la «huída» de dinero de los bancos (mas de 30.000 millones de euros) y de la reducida recaudación de impuestos (aparentemente se han recaudado sólo mil millones de los cuatro mil millones esperados). En el texto también se afirmaba que el estado debe mas de tres mil millones a sus proveedores (del sector privado) y que hay que añadir que han aumentado las personas que no pueden pagar ahora sus préstamos a los bancos.

Esto ha hecho que muchos radicales critiquen y ataquen a Sturnáras, considerándolo como «órgano contrario al gobierno» .El propio portavoz parlamentario de Sryza, Thanásis Petrákos, ha llegado a solicitar hoy públicamente su dimisión: «el señor Sturnáras debía de haber dimitido (….) porque no apoya los esfuerzos (del Gobierno) sino que funciona como un ministro del gobierno anterior».