Aspecto de la sede de Banco Madrid, en la capital
Aspecto de la sede de Banco Madrid, en la capital - ABC

Dimite la cúpula de Banco Madrid en bloque tras la intervención de la entidad

Hacienda investigará a los contribuyentes que hayan declarado bienes en el extranjero en Banco Madrid o BPA

Actualizado:

La cúpula de Banco Madrid no ha resistido la presión de la intervención de la entidad por el Banco de España después de lo sucedido en su matriz, Banca Privada de Andorra (BPA), intervenida también ayer por el regulador del Principado tras una denuncia de Estados Unidos por blanqueo de capitales procedente del crimen organizado. El consejo de administración de Banco Madrid, tras seis horas de reunión y pasadas las diez de la noche, ha presentado su dimisión en bloque.

Según fuentes cercanas a la entidad, el órgano de máxima dirección ha decidido apartarse para facilitar la labor de los dos interventores nombrados por el organismo dirigido por Luis María Linde y que estarán al frente de la entidad e investigarán la posible colaboración del banco en los delitos que se atribuyen a BPA, propietario del 100% de Banco Madrid.

Esto supone la salida del banco de su presidente, José Pérez, ex director general de inspección del Banco de España y que había llegado al banco precisamente por su capacidad de interlocución con el regulador y su profesionalidad. Junto con él sale el consejero delegado, Joan Pau Miquel Prats, «número dos» también de la matriz; los hermanos Cierco Noguer, Ramón -presidente de BPA- e Higinio, propietarios del grupo, y los consejeros Ricard Climent, Soledad Núñez y Rodrigo Achirica.

Ahora será el Banco de España el que tendrá que nombrar a una administración que gestione la entidad acompañada de los dos inspectores que han llevado a cabo la intervención. Además, la dimisión de Ramón Cierco y Joan Pau Miquel, al frente además de BPA, hace pensar que también la cúpula de la matriz podría acabar dimitiendo, aunque ha sido ratificada por el regulador andorrano en público.

Horas antes la Agencia Tributaria anunció que investigará todos los indicios de delito que puedan haber cometido los contribuyentes que se acogieron a la amnistía fiscal y que tenían cuentas en Banca Privada de Andorra (BPA) y su filial española Banco de Madrid después de que se haya conocido que la entidad andorrana podría haber colaborado en el blanqueo de capitales.

Fuentes del Ministerio de Hacienda aseguraron que cualquier indicio de blanqueo de capitales se trasladará al Servicio de Prevención de Blanqueo de Capitales (SEPLAC) para su análisis y este, a su vez, remitirá a la Fiscalía los expedientes en los que constate dichos indicios.

Las mismas fuentes dijeron que el modo de proceder con estos contribuyentes será similar al que se ha llevado a cabo con la lista de clientes españoles de la entidad suiza HSBC.

Junto con estos contribuyentes, Hacienda también inspeccionará a los declarantes de cuentas en el extranjero (quienes hayan presentado el nuevo modelo 720) que tuvieran alguna de ellas en Banca Privada de Andorra con la finalidad de detectar si también han podido cometer un delito de blanqueo de capitales.