Moisés Amselem acaba de abrir un nuevo centro en la capital en colaboración con el Corte Inglés
Moisés Amselem acaba de abrir un nuevo centro en la capital en colaboración con el Corte Inglés - abc
empresa

«España está a la vanguardia en técnicas de medicina estética»

El doctor Moisés Amselem ha reinventado las técnicas que utilizaba en tratamientos del dolor para aplicarlas al culto al cuerpo

Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

El culto a la belleza está de moda en España. Y en este mundo brilla con luz propia Moisés Amselem (www.doctormoisesamselem.com), un médico que comenzó aplicando tratamientos para el dolor. Propietario de una clínica de éxito en el Retiro, en Madrid, acaba de abrir un nuevo centro en la capital en colaboración con el Corte Inglés.

-¿Cuándo y cómo empieza su negocio en España? ¿Está posicionado en algún otro país?

-Comencé en la medicina estética hace 12 años, donde desemboqué desde la medicina del dolor. Las técnicas que utilizaba para tratar el dolor osteoarticular (en artrosis, artritis, medicina deportiva…), las traspolé a la medicina estética y logré inventar nuevas técnicas que supusieron una gran revolución. Técnicas como: el palo de jockey para tratar indirectamente la flacidez del tercio medio e inferior de la cara, la proyección órbito-malar para tratar las ojeras, la técnica horaria para el rejuvenecimiento de la mirada, el sol radiante para el lifting de cejas, la técnica «mesoradiesse» para el rejuvenecimiento facial integral, la técnica «arms up» para el lifting de brazos, mi fórmula de rejuvenecimiento facial integral, etc, son varias de las técnicas que bauticé en los últimos años y que hoy día sigo enseñando dentro y fuera de España.

-¿Se considera un emprendedor?

-Creo que sí, al menos desde que decidí fundar mi propio negocio, en el campo que más conozco, que es el de la medicina estética.

-¿Por qué decidió entrar en el mundo de la empresa?

-No voy a negar que, entre otras razones, es porque se trata de un mundo donde haciendo medianamente bien las cosas se gana dinero. Siempre he pensado que bajo esa premisa y con honestidad ante todo y luego un saber hacer, que en cierto modo, dimana de la vocación de cada uno, el éxito debe estar asegurado. Cuando alguien es capaz de plantearse nuevos retos como me ocurrió a mi, cuando vi que casi todo en la estética se basaba en rellenar arrugas y surcos, decidí que se podía hacer mucho más por esta rama de la medicina, porque no debemos olvidar que ante todo es medicina y hay por medio pacientes, aunque aparte sean clientes, pero ante todo pacientes. Cuando se te ocurren nuevas técnicas para mejorar lo que hay hasta el momento, las pones en práctica, demuestras que son seguras y eficaces y además son reconocidas por la comunidad científica y tienen gran aceptación entre la población general, entonces eso te infunde ánimos para seguir investigando y desarrollar nuevos sistemas de tratamiento que optimicen al máximo el rendimiento laboral.

-¿Cuántos establecimientos tiene en España y cuántas más prevé abrir?

-Aparte de mi propia clínica, que abrí hace 3 años en la madrileña calle de Antonio Maura, comencé hace unos meses un nuevo proyecto junto con otros dos socios, en El Corte Inglés. Diseñamos un nuevo espacio de salud y bienestar orientado a la belleza médica donde como yo digo siempre: «un espacio donde la ciencia rinda culto a la belleza». En estas nuevas clínicas, bautizadas con el nombre de «concepto: belleza médica e integral», y bajo mi dirección médica, se realizan tratamientos faciales y corporales al más alto nivel, siempre respetando los cánones de naturalidad del paciente y por profesionales altamente cualificados. De momento, se ha abierto una clínica con idea de ir expandiendo el modelo a varios de los centros en España.

-¿Es fácil emprender en España?

-En la vida no hay casi nada fácil. Pero siempre que la vocación, el arte del buen hacer y el sentido común imperen, el porcentaje de éxito debe ser alto.

-¿El culto a la belleza en España está al mismo nivel que en otros países?

-Podemos sentirnos orgullosos de estar a la vanguardia en cuanto a técnicas y sistemas de tratamiento en general. Cada vez son más los profesionales de otros países que vienen a formarse en España.

-¿Cómo se compite en nuestro país precio-calidad?

-Si el precio no va en detrimento de la calidad, cualquier opción que un buen profesional considere y te proponga, debería ser bien aceptada. El problema es cuando se buscan milagros a precios de risa se acaba en desgracias o cosas parecidas.

-¿Qué es lo que más demanda la mujer española?

-Hay de todo. Desde las que buscan pequeños retoques manteniendo la naturalidad y que nadie se los note, pasando por las que no saben lo que quieren, hasta las que van de puerta en puerta haciendo retoque continuos y saliéndose de los patrones de belleza clásicos. Para mi, la ideal es aquella que sabe donde viene, se deja en manos de un profesional y consensuando entre ambos y siendo conscientes a veces de las limitaciones y en base a la realidad, se establece una relación de confianza entre médico y paciente en la que a veces, el médico debe saber decir «no» y al final entre ambos logran devolver el frescor y la naturalidad a esa cara, «restituyendo lo que se perdió» y en la mayoría de los casos, «no poner lo que nunca se tuvo».