El economista francés Thomas Piketty
El economista francés Thomas Piketty - AFP

El economista francés Thomas Piketty rechaza recibir la Legión de Honor

Pese a que antes estuvo muy próximo al partido socialista, ahora critica regularmente la política realizada por el presidente François Hollande

Actualizado:

El economista francés Thomas Piketty, cuya obra «El capital en el siglo XXI» está teniendo una enorme repercusión internacional, declaró a la ahencia AFP que rechaza recibir la Legión de Honor, la máxima condecoración en Francia. «Acabo de enterarme de que me habían propuesto para la Legión de Honor. Rechazo esta nominación ya que no creo que sea el papel del gobierno decidir quién es honorable», declaró Piketty a AFP. «Más valdría que se consagraran a la recuperación del crecimiento en Francia y en Europa», agregó.

Piketty, que estuvo un tiempo próximo al Partido Socialista, critica regularmente la política realizada por el presidente François Hollande. Lamenta, entre otras cosas, que éste haya enterrado su promesa de campaña de emprender una profunda reforma fiscal, en el sentido de una mayor progresividad de los impuestos, un proyecto muy defendido por el economista. «Nadie me avisó de esta nominación, si no les habría disuadido de hacerlo», añadió el economista. Para rechazar la Legión de Honor francesa, basta con no acudir a la ceremonia en la que se entrega esta distinción. Entre las personas que no han aceptado el premio están la actriz Brigitte Bardot, la científica Marie Curie y los escritores Albert Camus y Jean-Paul Sartre, entre otros.

El economista, considerado como uno de los mayores especialistas en la cuestión de la desigualdad, figura en la promoción del 1 de enero de la Legión de Honor, publicada este jueves en el Diario Oficial, con el rango de caballero, junto con el economista y premio Nobel Jean Tirole o el premio Nobel de Literatura 2014, el novelista Patrick Modiano. Piketty, que ha vendido 1,5 millones de ejemplares de su libro, pretende demostrar la tendencia espontánea a una concentración creciente de la riqueza en pocas manos.

El libro de 969 páginas, que se apoya en estadísticas que van desde 1700, sostiene que el crecimiento no corrige naturalmente las desigualdades. Según el autor, la acumulación de capital crece a un ritmo mayor que la expansión de la economía, por lo que los ricos se vuelven cada vez más ricos. Para Piketty, esta evolución representa una potencial «amenaza para las sociedades democráticas y para los valores de justicia social sobre las cuales están fundadas».

El economista, director de estudios de la prestigiosa Escuela de Estudios Superiores de Ciencias Sociales y profesor de la Escuela de Economía de París, plantea que el remedio para este problema sería imponer un impuesto progresivo sobre el capital. Traducida en varios idiomas, la obra ha sido un éxito, en particular en Estados Unidos, donde sus explicaciones sobre la creciente desigualdad tuvieron una gran repercusión y donde fue recibido por asesores del mismo presidente Barack Obama y alabado por Paul Krugman y Joseph Stiglitz, ambos ganadores del Nobel de Economía.

La recepción reservada al libro ha sido más tibia en Francia, sobre todo por parte del gobierno, pese a las fuertes ventas. El ministro francés de Economía, Emmanuel Macron, aseguró haber leído «El capital en el siglo XXI» y dijo que mantendrá un encuentro con su autor en «los tres próximos meses».