abc

Siete millones de «Huesitos» puestos en Valor

La alicantina Chocolates Valor compró a fines de 2013 la marca y la histórica fábrica zaragozana

Actualizado:

Hace año y medio, una de las marcas emblemáticas de los dulces españoles, los «Huesitos», parecían condenados a desaparecer. En el mejor de los casos, esta histórica marca de barquillos con chocolate iba a dejar de ser española. La entonces propietaria, la multinacional Mondelez, había decidido cerrar la fábrica de Chocolates Hueso, en Ateca (Zaragoza), y trasladar a Polonia la producción de los «Huesitos», un dulce y una marca alumbrados en esa localidad aragonesa en 1975. El anuncio fue un mazazo para este municipio de la comarca de Calatayud, para el que el chocolate no solo es parte de su historia sino pieza económica esencial.

Tras meses de zozobra, la tabla de salvación le llegó a Ateca de la mano de una empresa familiar española, la alicantina Chocolates Valor. Se decidió a pujar por la fábrica y acabó firmando un contrato de compra-venta con Mondelez. El 1 de diciembre de 2013, Valor tomó las riendas de esta factoría, salvando la marca «Huesitos», garantizando la continuidad de una fábrica fundada en 1862 y conservando una parte relevante de su plantilla.

Dos mil toneladas

Un año después, la factoría de Ateca da empleo a 43 trabajadores contratados a tiempo completo, y los «Huesitos» gozan de buena salud. Este 2014, Chocolates Valor prevé cerrarlo con una producción total de unas 2.000 toneladas de este dulce, en torno a un 11% más que en 2013. Y la factoría atecana aportará a Chocolates Valor casi 11 millones de euros de facturación, siete de ellos gracias a los «Huesitos» y el resto a la marca «Tokke», que la compañía alicantina también compró a Mondelez cuando adquirió esta fábrica aragonesa. En su conjunto, Chocolates Valor prevé alcanzar este ejercicio una facturación de 76 millones de euros, tras cinco años en los que encadena incrementos interanuales de su cifra de negocio de entre el 5 y el 8%.

«Nos encantan los Huesitos y por eso estamos aquí. Nuestra ilusión es que Ateca siga oliendo a chocolate y que pueda continuar viviendo del chocolate», decía hace un año el consejero delegado de Chocolates Valor, Pedro López, cuando su compañía tomó las riendas de la fábrica de los «Huesitos». Un año después, reconoce a ABC que se alegra de no haber dejado pasar la ocasión de comprar esa factoría. «En solo un año hemos conseguido mejorar incluso las ventas del ejercicio anterior, la fábrica está respondiendo con gran satisfacción y productividad, con una plantilla que conoce perfectamente el producto y que tiene muchas ganas de trabajar», indica. «Nos encantaría crecer, que esta fábrica vaya a más, es nuestra ilusión», dice Pedro López.

El mercado nacional es el preponderante. Exportar dulces de chocolate tiene sus complicaciones por elementales cuestiones técnicas de conservación de producto, que además encarecen las operaciones. Aún así, los «Huesitos» ya están llegando a mercados exteriores, algunos tan alejados de Ateca como Corea del Sur.