reuters

Caprichos para grandes fortunas valoradas en 350 millones de euros

Forbes incluye en sus listas a las personas que disponen de un patrimonio mínimo de esta cifra

Actualizado:

Los 350 millones de euros de patrimonio que Forbes considera el mínimo para catalogar como tal una gran fortuna dan para mucho. La cifra, inalcanzable para la gran mayoría de la población, implica que un trabajador con el salario mínimo español (752,85 euros mensuales) tendría que «currar» 40.182,77 años y no gastar ni un solo euro para ahorrar esa cantidad. También hay que tener en cuenta que el dinero llama al dinero y un capital amplio deja abiertas muchas posibilidades de inversión.

Con esa cantidad podríamos comprar, por ejemplo, el ático más caro de Nueva York, valorado en 103 millones de euros. La vivienda, de 3.700 metros cuadrados, está ahora en construcción y coronará un bloque de apartamentos de 54 pisos situado en el número 520 de Park Avenue, en el lujoso barrio del Upper East Side. En España, la casa más cara que está situada localizada en Villanueva del Pardillo (Madrid). Consta de un edificio principal de 1.200 m² y de un terreno de 123 hectáreas en el que se incluye una capilla de 600 m². El conjunto inmobiliario salió a la venta en el portal inmobiliario pisos.com hace dos años por 12 millones de euros.

Ser poseedor de una gran fortuna también implica conducir un coche de alta gama. El más costoso del mundo, el Lamborghini Veneno, está valorado en tres millones de euros. Sin embargo, para hacerse con un ejemplar no solo vale la cuenta bancaria; también se necesitan contactos y paciencia hasta que llegue el turno de compra porque se fabrican muy pocos al año.

En el patrimonio de una gran fortuna tampoco puede faltar un avión privado. Aunque el «jet» privado más caro del planeta cuesta 400 millones (propiedad del jeque Al-Walid bin Talal), existen aeronaves de este tipo más baratas con todo tipo de lujos en su interior. Uno de estos ejemplares, muy utilizado por los oligarcas rusos, es el Airbus ACJ340. Cuesta unos 300 millones de dólares y puede volar durante los 14.300 kilómetros sin repostar combustible.

El yate también es un clásico de todo millonario de manual. El más caro del mundo es el Azzam, una embarcación valorada en 416 millones de euros, que cuenta incluso con una sala de cine. El segundo más caro es el Eclipse, cuesta 356 millones de euros y tiene 170 metros de eslora.

En 2013, la clasificación de los más ricos de España la lideraron el fundador de Inditex, Amancio Ortega -47.600 millones-; el presidente de Mercadona, Juan Roig -5.800 millones-; y Sandra Ortega Mera -5.400 millones-, hija de los fundadores del grupo Inditex -Amancio Ortega y Rosalía Mera.