Los gastos más curiosos con las tarjetas «B»: camisas a medida, instrumentos musicales y arte religioso
ABC

Los gastos más curiosos con las tarjetas «B»: camisas a medida, instrumentos musicales y arte religioso

En su última compra, Blesa pagó 4.000 euros en productos informáticos. Llama la atención los 76.300 euros en comidas de Díaz Ferrán en los restaurantes de Arturo Fernández

Actualizado:

En su última compra, Blesa pagó 4.000 euros en productos informáticos. Llama la atención los 76.300 euros en comidas de Díaz Ferrán en los restaurantes de Arturo Fernández

123456
  1. 10.000 euros en artículos de decoración

    ABC

    El entonces jefe del área de gestión operativa de Caja Madrid, Domingo Navalmoral Sánchez, gastó unos 10.000 euros en artículos de decoración entre 2003 y 2005, según los datos a los que ha tenido acceso este periódico.

    Concretamente, en Aimar Decoración pagó 5.405 euros con la tarjeta «B» en distintas ocasiones. También 3.103 euros en Tapicerías Burgo Kerman, así como 2.500 euros en Euromuebles y 353 euros en Antigüedades José Luis Pérez. Además, constan gastos de 458 euros en camiserías a medida y 443 euros en Abel Pieles.

  2. La común afición por los instrumentos musicales

    ABC

    Rato realizaba compras frecuentemente de "instrumentos musicales", donde hacía pequeños desembolsos que rondaban los 20 euros. La suma de todos estos pagos alcanza algo más de 600 euros.

    Pero no es el único, Pablo Abejas, exdirector general de Economía e Innovación de la Comunidad de Madrid, también tiene nueve cargos en esta clase de partida, igualmente bajos, hasta un total de 33 euros en intrumentos musicales. Púas, cuerdas de guitarra,... quién sabe qué (menos él) qué puede ser con exactitud.

    Por su parte, el exconsejor de Caja Madrid José Manuel Fernández Norniella gastó 364 euros en instrumentos, en un total de 46 movimientos también de cantidades modestas.

  3. Las comidas de Díaz Ferrán restaurantes de Arturo Fernández

    Arturo Fernández, número dos de la CEOE
    Arturo Fernández, número dos de la CEOE - efe

    El expresidente de la CEOE y antiguo máximo responsable del grupo Marsans (por cuyo supuesto vaciamiento se encuentra en prisión) gastó entre el 19 de abril de 2005 y el 1 de noviembre de 2009 más de 93.900 euros con su tarjeta «B» como consejero de Caja Madrid. Llama la atención sus elevadas facturas en restaurantes del grupo Arturo Cantoblanco (como los establecimientos Nicolasa, Príncipe y Serrano, Edelweiss y El Amparo, entre otros), propiedad de Arturo Fernández, a su vez consejero de la entidad madrileña y a la sazón presidente de la patronal madrileña en ese momento y en la actualidad.

    En total se gastó más de 76.300 euros en restaurantes del grupo Cantoblanco, en pagos individuales de entre 800 y 1.800 euros (en la práctica totalidad de las ocasiones en números redondos).

    En el extracto bancario también aparecen 643 euros en hoteles de 4 y 5 estrellas y balnearios, 5.003 euros en establecimientos de decoración y arquitectura, 4.000 euros en el El Corte Inglés y 2.000 euros (ambos también en cifras exactas) en la boutique de lencería femenina Kidama, en Mallorca.

  4. Blesa llama por una cabina y paga los 0,26 céntimos con la tarjeta «B»

    Miguel Blesa ocupó la presidencia de Caja Madrid durante 13 años
    Miguel Blesa ocupó la presidencia de Caja Madrid durante 13 años - oscar del pozo

    Lo pagaban todo, absolutamente todo. Para muestra una llamada telefónica, de Miguel Blesa, el expresidente de Caja Madrid y que tenía un sueldo de alrededor de 3 millones de euros al año. Pagó los 0,26 céntimos de una llamada telefónica de una cabina con la tarjeta «B» de Caja Madrid. Y de ahí a los 9.000 euros que se dejó en una sola noche en el hotel Ritz.

  5. Los más de 2.400 euros de Rato en objetos de arte religioso

    Rodrigo Rato
    Rodrigo Rato - efe

    Rato estrenó su tarjeta pagando 90 euros en una gasolinera, que en los dos años siguientes empleó para dejarse 2.439 euros de una sola vez en una tienda de arte sacro o 2.172 en cinco días de febrero de 2011 en "clubs, salas de fiesta, pubs, discotecas y bares".

  6. Blesa se gastó 4.000 euros el día que dejó el cargo

    Miguel Blesa, expresidente de Caja Madrid
    Miguel Blesa, expresidente de Caja Madrid - reuters

    Blesa hizo su última y se dejó 4.000 euros en productos de informática y telefonía de los 436.688,42 en total que sufragó la caja.

    Durante los siete años anteriores, las más de 1.600 veces que usó su visa fue para costearse restaurantes de lujo, hoteles de cinco estrellas, joyerías, un viaje a Sudáfrica pagado el día de su cumpleaños, ropa de marcas exclusivas y frecuentes compras en una reconocida tienda de vinos, mezclados con establecimientos de comida rápida, gasolineras y peajes de autopistas.