El presidente del BCE, Mario Draghi
El presidente del BCE, Mario Draghi - efe

El BCE insta a adoptar más reformas para lograr una mayor flexibilidad laboral

La entidad dirigida por Draghi recomienda permitir que los acuerdos salariales en las empresas reflejen mejor las condiciones específicas de los mercados de trabajo

Actualizado:

El Banco Central Europeo (BCE) considera que en algunos países "es posible que sea necesario adoptar más reformas para lograr el grado de flexibilidad laboral compatible con la pertenencia a una unión monetaria". En su boletín mensual de octubre, publicado este jueves, el BCE indica que "los avances en las reformas laborales siguen siendo parciales y desiguales en los distintos países de la zona del euro".

"Las reformas de los mercados de trabajo han sido particularmente intensas en los países que han recibido asistencia financiera internacional (Irlanda, Grecia, España, Chipre y Portugal)", según el BCE.

Un día después de la cumbre sobre empleo que celebraron en Milán los jefes de Estado y de Gobierno de la Unión Europea (UE), el BCE publica un artículo en su boletín titulado "El impacto de la crisis económica en los mercados de trabajo de la zona del euro".

El BCE añade que pese a los esfuerzos realizados hasta ahora en algunos países "las reformas ya emprendidas podrían tardar algún tiempo en dejar sentir todos sus efectos".

La entidad monetaria recomienda "aumentar la movilidad interregional y transfronteriza en las economías de la zona del euro" para "afrontar el elevado desempleo a escala local, reduciendo con ello el riesgo de que los altos niveles actuales de paro se traduzcan en nuevos incrementos del desempleo estructural". El aumento de la movilidad también contribuiría a "aliviar los incipientes estrangulamientos de oferta en las economías de la zona con un mayor crecimiento", según el BCE.

"La reducción adicional de las rigideces en el ajuste del empleo y de la dualidad existente en los mercados de trabajo ayudaría también a acelerar la redistribución del empleo hacia sectores más productivos", apostilló el BCE.

Asimismo "una respuesta más rápida y flexible de los salarios a la situación de los mercados de trabajo debería ayudar a restablecer la competitividad y a incentivar la creación de puestos de trabajo", opina el BCE.

La entidad monetaria recomienda también más reformas en materia de negociación colectiva para permitir que los acuerdos salariales en las empresas reflejen mejor las condiciones específicas de los diferentes mercados de trabajo y la evolución de la productividad.