Felipe VI recibe al secretario general de la OCDE, Ángel Gurría - efe
informe bienal

La OCDE pide subir el IVA, suprimir la deducción por vivienda y rebajar las cotizaciones

El organismo dirigido por Ángel Gurría mejora en una y dos décimas el PIB de España para 2014 y 2015, respectivamente

Actualizado:

La OCDE ha pedido a España en el informe bienal del organismo relativo a España que extienda el tipo general de IVA eliminando los tipos reducidos, salvo para bienes de primera necesidad como los alimentos, lo que propone compensar con una rebaja de las cotizaciones empresariales a la Seguridad Social para los trabajadores con menor cualificación. A juicio del organismo, la rebaja de las cotizaciones sociales tendría que ser permanente, ya que cree que las medidas de índole temporal no sirven para estimular plenamente la contratación a largo plazo. [ Lee aquí la lista completa de recomendaciones]

En este sentido, opina que la tarifa plana de 100 euros al mes de cotización durante dos años para los contratos indefinidos que se firmen hasta el cierre del año es regresiva, porque implica un impuesto mayor para los trabajadores con menor retribución.

Respecto a la eliminación de los tipos reducidos de IVA reconoce que la medida también es regresiva, por lo que propone mitigar su impacto sobre las rentas más bajas mejorando la red de protección social o excluyendo bienes de primera necesidad como los alimentos, aunque esta protección podría minorar la efectividad de la medida. La OCDE admite que eliminar los tipos especiales de IVA "dañaría el importante sector turístico" frente a otros competidores, pero cree que este efecto negativo podría ser compensado con la reducción de las cotizaciones sociales.

Durante la presentación del informe, el secretario general de la OCDE, Ángel Gurría, ha pedido al Gobierno español "mantener el rumbo y el ritmo de las reformas". Gracias a ellas, explicó Gurría, la situación de España ha mejorado mucho respecto a hace dos años, cuando la OCDE presentó su anterior informe sobre el país.

El secretario general de la OCDE citó como ejemplo la reforma laboral, que "ha permitido reducir el umbral mímino necesario para crear empleos nuevos. Hoy es posible con crecimientos del 1% o 1,5%". Para Gurría, los retos de la economía española "ya no son evidentes, son más complejos e implican cambios institucionales y de costumbres". "Reformar es un estado de ánimo. El mejor programa de reformas es permanente", concluyó.

Para que el sistema tributario español sea más favorable al crecimiento, la OCDE propone aumentar los impuestos sobre actividades nocivas para el medio ambientey los tributos sobre bienes inmuebles, "ninguno de ellos especialmente elevado en España". También recomienda revisar la fiscalidad de las SICAV, «las cuales tributan por el impuesto sobre sociedades a un tipo de tan solo el 1%».

También plantea suprimir la deducción fiscal por pagos hipotecarios para quienes compraron su vivienda habitual antes de enero de 2013, ya que considera que tendrá un coste de 1.800 millones de euros en 2014 cuando "únicamente beneficia a un grupo de hogares".

Asimismo, la OCDE recomienda a la banca española que limite el reparto de dividendos más allá de 2014, el plazo fijado y posteriormente ampliado por el Banco de España.

Mejora de las previsiones

Por otro lado, OCDE ha mejorado sus previsiones para España y augura un crecimiento del 1,2% del PIB este año y del 1,6% el que viene, aunque advierte de que la situación "sigue siendo frágil" debido al elevado endeudamiento público y al desempleo, por lo que pide medidas adicionales para impulsar el crecimiento.

La mejora de las previsiones respecto a las presentadas en mayo están recogidas e en el que se indica que la recuperación económica se acelerará "paulatinamente" durante los próximos dos años, empujada por una creciente contribución de la demanda interna.

La Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) ha aumentado en dos décimas y en una décima, respectivamente, sus estimaciones de crecimiento económico para 2014 y 2015, frente al 1% y al 1,5% pronosticados en mayo.

De la misma forma ha revisado a la baja la tasa de desempleo, que para 2014 ha situado en el 24,6% y para 2015, en el 23,6%.

"Se prevé que la tasa de desempleo disminuya progresivamente, si bien seguirá siendo elevada", indica el documento, que además señala que "la mejora del mercado laboral y el aumento de la confianza favorecerán el consumo privado, mientras que la mejora de las perspectivas económicas y la fortaleza de las exportaciones deberían impulsar la inversión".

La OCDE cree que el consumo privado crecerá el 2,1% y el 1,8%, respectivamente, en estos dos próximos años, frente al 1% que preveía anteriormente para ambos ejercicios.

El organismo valora las reformas económicas acometidas por el Gobierno y cree que "pueden impulsar la actividad más de lo esperado", pero alerta de que la consolidación fiscal, el endeudamiento del sector privado y las restricciones de financiación seguirán frenando la actividad.

Al respecto, los objetivos de déficit público correspondientes a todas las administraciones públicas los mantiene en el 5,5% del PIB para 2014 y en el 4,5% del PIB para 2015, en este último caso tres décimas por encima del objetivo comprometido por el Ejecutivo.

«España debe mantener el rumbo e implementar medidas contra el desempleo»Asimismo, advierte de que la elevada deuda pública es una importante fuente de vulnerabilidad ante un posible recrudecimiento de las condiciones en los mercados de deuda soberana. La OCDE asegura que existe riesgo de deflación, y muestra su preocupación por un menor crecimiento de las economías de los principales socios comerciales de España que "lastraría" las exportaciones y "frustraría" la recuperación.

"Se requieren medidas adicionales dirigidas a impulsar la competitividad y el crecimiento, y a conseguir que los efectos de la recuperación lleguen a toda la población", sugiere la entidad.

Ángel Gurría ha precisado que España debe "mantener el rumbo e implementar medidas contra el desempleo" para afianzar la recuperación económica. "Debe centrar sus esfuerzos en que la recuperación sea sostenida", ha señalado junto al ministro de Economía y Competitividad, Luis de Guindos, sobre la economía española.

Gurría ha valorado las reformas económicas y estructurales realizadas por el Gobierno español, y ha indicado que España ha vuelto a crecer gracias al repunte del crecimiento de la demanda doméstica y el consumo privado. "El empleo ha crecido por primera vez en seis años", ha afirmado tras añadir que hay que asentar las bases sobre un cambio de modelo económico que requiere España.