La directora gerente del FMI, Christine Lagarde
La directora gerente del FMI, Christine Lagarde - efe

Lagarde: «El único país que progresa, aunque no es suficiente, es España»

La directora del FMI alaba las reformas en nuestro país, pero alerta contra la alta bolsa de paro

Actualizado:

España es el único país de la zona euro que está progresando actualmente gracias a las reformas estructurales que ha llevado a cabo y que empiezan a dar resultados, señaló la directora del Fondo Monetario Internacional (FMI), que pidió a los demás que "pasen de las palabras a los hechos".

"El único país que progresa, aunque no es suficiente" para absorber la bolsa de parados que tiene "es España", afirmó Lagarde en una entrevista divulgada este lunes por la emisora francesa "Radio Classique".

Interrogada sobre si considera que Francia se está retrasando en las reformas, insistió en que "hay que ponerlas en práctica, y no sólo contentarse con hablar", y puntualizó que eso vale "para el conjunto de la zona euro, no sólo en Francia".

«La prioridad es reformar el mercado de servicios»A modo de ejemplo de las reformas estructurales que hay que llevar a cabo, señaló que hay sectores "demasiado protegidos" en los que existen obstáculos a la entrada de nuevos actores

En otra entrevista publicada por el diario económico "Les Echos", la directora gerente del Fondo reitero la idea de que en la zona euro "la prioridad es reformar el mercado de servicios, en particular abrir un cierto número de actividades demasiado cerradas o demasiado protegidas".

"Antes que nada hay que abordar las cortapisas de la reglamentación laboral, y no me refiero únicamente a Francia, sino al conjunto de la zona euro", argumentó antes de señalar que "el único país que progresa en este terreno es España". España -comentó- "ha procedido a un cierto número de reformas estructurales y eso empieza a dar resultados".

Lagarde constató que la zona euro tiene un crecimiento "demasiado débil para crear los empleos necesarios" y además la recuperación "es muy desigual" entre los países del norte y del sur. Por eso repitió que las reformas "hay que ponerlas en práctica y no sólo contentarse de hablar de ellas".