El ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, aseguró que en 2013 el tipo efectivo de los grupos consolidados fue del 8%
El ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, aseguró que en 2013 el tipo efectivo de los grupos consolidados fue del 8% - INéS BAUCELLS
en 2011 dedicaron un 3,8%

Las grandes empresas solo pagaron un 5,3% de Impuesto de Sociedades en 2012

En conjunto, las subidas de impuestos aumentaron el pasado año la recaudación de las arcas públicas en 11.897 millones de euros

Actualizado:

A pesar de las subidas de impuestos aprobadas en 2012, las grandes empresas solo pagaron ese año un 5,3% en Impuesto de Sociedades, según recoge el Informe Anual de Recaudación Tributaria. Los datos, aún provisionales, corresponden al tipo efectivo sobre resultados contables de los grupos consolidados y suponen un aumento en la tributación de estas grandes empresas respecto al 3,8% que pagaron en 2011 y el 5% de 2010, si bien no recupera los niveles que dedicaron en 2009 (un 6,4%) e iguala los de 2008. A pesar de que los datos de 2013 aún no están disponibles, el ministro Cristóbal Montoro adelantó hace unos meses que los grupos consolidados pagaron un 8% de impuestos lo que ha permitido que en 2013 la aportación de este grupo de contribuyentes sea 4.800 millones de euros superior a la de un año antes, en sus palabras.

En cuanto al resto de empresas el tipo efectivo sobre el resultado contable subió al 16% en 2012 respecto al 15,8% de 2011. En 2012, con la intención de que las grandes empresas pagaran un tipo efectivo más alto, Hacienda eliminó la libertad de amortización salvo para pymes, suprimió la posibilidad de diferir a otros ejercicios los beneficios fiscales y cambió el sistema de pagos fraccionados.

Sin embargo, los ingresos del Impuesto sobre Sociedades alcanzaron los 19.945 millones el pasado año, una reducción del 7% respecto a los del año anterior. Las novedades tributarias tuvieron un efecto dispar. La Agencia Tributaria estima que el efecto de la limitación de la deducibilidad de los gastos de amortización llegó a los 1.900 millones en 2013. En cuanto al impacto positivo que tuvo en el último pago fraccionado del ejercicio la supresión de la deducibilidad de pérdidas por deterioro de la participación en el capital de entidades y rentas negativas obtenidas en el extranjero, alcanzó los 500 millones de euros. Asimismo, el gravamen por la revalorización de activos recaudó 386 millones. Pero el efecto de estas medidas quedó compensado por el impacto negativo en la cuota diferencial de las medidas sobre pagos fraccionados tomadas en 2012. Por su parte, el gravamen especial sobre dividendos de fuente extranjera, que recaudó 89 millones en 2012, en 2013 solo recaudó 9.

Aumento de la recaudación general

En conjunto, las subidas de impuestos aprobadas en 2012 supusieron un aumento de ingresos públicos de 11.897 millones, el mayor repunte registrado desde 2010. La razón, sobre todo, se debió al aumento del IVA en septiembre de 2012: hasta un 77% del impacto recaudatorio por el alza fiscal al consumo se produjo en 2013.

En 2013 la recaudación de impuestos gestionada por la Agencia Tributaria ascendió a 168.847 millones de euros, un 0,2% más que el pasado año. Así, en un año en el que la recesión fue del 1,2%, los ingresos por IRPF bajaron un 0,9%, los de Sociedades un 7%, los de IVA subieron un 2,9% y la recaudación proveniente de Impuestos Especiales subió un 4,7%.