Mujeres al timón
De todos los puestos directivos que existen a nivel global, el 23% es ocupado por mujeres - fotolia

Mujeres al timón

En las empresas del Ibex 35, un 10,8% de los puestos en consejos de administración son ocupados por féminas

Actualizado:

El porcentaje de mujeres que ocupa un puesto en el Consejo de Administración de las empresas del Ibex 35, alcanza en la actualidad el 10,8%, siendo 44 el número de consejeras existentes en los Consejos de Administración de las empresas más importantes de España, frente a los 463 consejeros que en la actualidad existen, según los últimos datos publicados por el Instituto de la Mujer.

La cantidad de directivas aún resulta muy baja si se compara con países como China, donde la cifra de mujeres que ocupan altos mandos es de 51%, según un estudio de Grant Thornton, encuesta que se realizó entre los líderes de más de 40 compañías a nivel global y que fue recogida por la Red abierta de Mujeres Directivas y Consejeras, organización centrada en mejorar la visibilidad y promocionar a mujeres directivas y consejeras para conseguir una mayor penetración de estas en los máximos órganos de dirección de las empresas.

De este 10,8%, sólo el 3% son presidentas de los consejos de qdministración; el 16,7% son miembros de la Comisión Ejecutiva; el 26,7% pertenecen a la Comisión de Nombramientos y Retribuciones; el 38% son miembros del Comité de Auditoría y un tercio de ellas –(38,7%)– no forman parte de comisión delegada alguna, según figura en el informe anual del Gobierno Corporativo.

Asimismo, el V Informe de Juntas Generales de Accionistas del Ibex 35, referente al año 2009, constata que el 25% de las empresas que conforman este selecto grupo –6 de las 35– no cuenta con ninguna mujer en su consejo de administración.

Mujeres en los consejos de administración

La Ley de Igualdad, aprobada en marzo de 2007, establece una serie de mecanismos para aumentar la presencia femenina en los consejos de las empresas públicas y privadas, de modo que se equilibre la participación de hombres y mujeres en los órganos de decisión.

Según la ley es recomendable que en el año 2015 todas las empresas tengan entre un 40 y un 60% de mujeres en sus Consejos. Esto supone que en las empresas que cotizan en el Ibex35, con casi 500 consejeros, el número de mujeres tendría que multiplicarse por cuatro en los próximos años. Asimismo, en las instituciones europeas también se debate imponer cuotas a las empresas para garantizar la paridad de género, pero a más largo plazo, hasta 2020.

La crisis económica, según Carmen Sanz Chacón directora de la red Mujer y Empresa -que trabaja por la igualdad de género, la conciliación y el desarrollo profesional de las mujeres en España- ha provocado que desde las instituciones políticas se deje relativamente de lado la igualdad de género, para centrarse en la creación de empleo y en la recuperación económica.

Precisamente, ahora que se atisban signos de reflote nacional, precisa Chacón, es el momento de trabajar para mejorar la visibilidad de las mujeres directivas y consejeras para que cada día sean más las partícipes de los organos de decisión de las grandes empresas.

Recientemente hemos asistido a la promoción de dos mujeres, que pertenecen a la misma institución, y que es conveniente destacar; María Dolores Dancausa Treviño y María Teresa Pulido Mendoza.

Dancausa recibió el pasado 15 de julio el premio que concede la Asociación Española de Directivos (AED) al «Directivo del año», en este caso por su labor como Consejera Delegada de Bankinter durante el año 2013, ejercicio en el que el el banco obtuvo su mejor resultado de los últimos cuatro años y culminó como la entidad financiera europea que más se revalorizó en Bolsa.

Por su parte, Pulido, fue nombrada el pasado 23 de julio como consejera independiente de Bankinter.

La característica común en ambas, amplísima formación curricular y variada experiencia en grandes empresas, nacionales e internacionales.

Son solo dos ejemplos de otras muchas mujeres cuyo esfuerzo les ha valido un cargo de peso, sin embargo, según coinciden en señalar tanto el Instituto de la Mujer como la propia Carmen Sanz Chacón, los porcentajes de paridad y la legislacion en materia de igualdad en este nicho son aun necesarios, pues «si queremos que las cosas cambien, hay que forzar un poco la máquina», opina Chacón.