¿Qué sucede si mi hipoteca con Catalunya Banc está entre las vendidas a Blackstone?
La cartera vendida al fondo tiene un saldo vivo de 6.392 millones de euros - abc

¿Qué sucede si mi hipoteca con Catalunya Banc está entre las vendidas a Blackstone?

El fondo de invesión se ha comprometido con el FROB a asumir el código de buenas prácticas bancarias, que facilita la refinanciación de los créditos a familias en paro y con bajos ingresos y, en último término, la dación en pago

Actualizado:

El Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB) separó de Catalunya Banc una cartera de hipotecas basura para dejar más saneada la entidad y facilitar su subasta, que ya había fracasado en dos ocasiones. Ese paquete de préstamos con clientes particulares de la caja catalana ha sido vendido a Blackstone, uno de los fondos de inversión más grandes del mundo, por 4.187 millones de euros, de los cuales 572 los aportadrá el Estado. Por tanto, las familias que tengan una de esas hipotecas a quien pagarán a partir de ahora su deuda es a esa firma, no a Catalunya Banc.

Las hipotecas incluidas en esa cartera tienen un saldo vivo de 6.392 millones de euros. Se trata de préstamos hipotecarios concedidos, la mayoría de ellos, entre 2005 y 2008, en el punto álgido de la burbuja inmobiliaria, cuando las entidades financieras llegaban a conceder financiación a las familias por el 100% del valor de la casa.«Hubo políticas de gestión del riesgo imprudentes», dicen fuentes del FROB al explicar la composición de esa cartera. De hecho, el 59% de esos préstamos han sufrido ya algún impago, y del 41% restante una buena parte han sido ya refinanciados. Casi todos los hipotecados incluidos en esa cartera tienen una escasa vinculación con Catalunya Banc, es decir, no tienen muchos más productos contratados con esta entidad

Los actuales clientes de Catalunya Banc tendrán que contactar con la caja para comprobar si su hipoteca está incluida en esa operación de traspaso a Blackstone. La firma de inversión gestionará las hipotecas que ha adquirido a través su filial Anticipa Real Estate, sociedad que previamente había adquirido también a Catalunya Banc. En todo caso, y como en otros casos, los clientes podrán seguir la administración de su crédito a través de la caja.

Aquellos que sigan pagando su cuota sin problemas hasta la fecha de armotización del préstamo no notarán ningún cambio y sus condiciones se mantendrán. Las familias con retrasos en los pagos o incluso con impagos podrán renegociar esas condiciones con la firma. De hecho, Blackstone, durante la operación de compraventa con el FROB, ha asumido el código de buenas prácticas bancarias aprobado por el Gobierno para atajar el drama de los desahucios y que ya aplican las entidades financieras españolas.

Ese código obliga a las entidades que se acogen a él a abaratar las hipotecas de las familias en paro y con bajos ingresos y, en último término, a aceptar la dación en pago, lo que implica saldar la deuda con la entrega de la vivienda. Eso no quiere decir, en todo caso, que Blackstone no pueda ordenar la ejecución de hipotecas, anuque desde el Fondo sí descartan que se puedan producir desahucios forzosos.