La indemnización por despido tributará de forma inmediata
Montoro acompañado de Beteta y Ferre - efe
reforma fiscal

La indemnización por despido tributará de forma inmediata

La reforma fiscal establece un mínimo exento equivalente a 2.000 euros por año trabajado en una medida que afecta a quienes ganan más de 20.000 euros anuales

Actualizado:

El Gobierno ha limitado la tributación en el IRPF de las indemnizaciones por despido para los que ganan más de 20.000 euros y ha establecido un mínimo exento equivalente a 2.000 euros por año trabajado, tal y como adelantó ABC el pasado viernes. Así lo establece la nueva reforma fiscal que este lunes ha especificado el ministro de Hacienda y Administraciones Públicas, Cristóbal Montoro y el secretario de Estado de Hacienda, Miguel Ferre, que ha añadido que de esta forma se introduce "equidad" en el tratamiento fiscal de las indemnizaciones por despido improcedente.

La nueva exención establece que los trabajadores que hayan sido despedidos de forma improcedente tributarán ya desde el pasado 20 de junio a partir de los 2.000 euros por año trabajado, con lo que la primera cantidad "está exenta" de pago del IRPF.

Ferre ha indicado que cuando las indemnizaciones por despidos se corresponden con niveles de salario anual superior a los 20.000 euros los niveles de tributación van aumentando.

Así, a partir de salarios anuales de 30.000 euros con indemnizaciones de 2.750 euros por año trabajado, la exención se establece para el 72,72 % de la indemnización.

En el caso de un salario anual de 150.000 euros que ha recibido una indemnización por despido improcedente de 13.750 euros por año trabajado, la exención se reduce al 14,5 % del total de lo percibido por el despido.