El Congreso argentino aprueba el pago de 3.650 millones de euros a Repsol por la expropiación de YPF
El Parlamento argentino durante el debate sobre el acuerdo con Repsol por YPF - efe

El Congreso argentino aprueba el pago de 3.650 millones de euros a Repsol por la expropiación de YPF

El acuerdo implica, por parte de la petrolera española, la retirada de las demandas contra Argentina interpuestas en tribunales internacionales

Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

El Parlamento argentino ha aprobado este jueves el acuerdo de compensación a la petrolera española Repsol por la expropiación del 51% de las acciones de YPF, tras un largo y tenso debate en el que la oposición cargó con dureza contra el Gobierno de Cristina Fernández.

La iniciativa recibió la luz verde del Congreso durante la madrugada por 135 votos a favor -del gobernante Frente para la Victoria y sus aliados-, 59 en contra y 42 abstenciones, tras más de 16 horas de debate.

El convenio, aprobado previamente por el Senado argentino y por el Consejo de Administración de Repsol, implica el pago de 5.000 millones de dólares (3.650 millones de euros) a Repsol mediante un menú de bonos, con vencimientos que van desde el 2017 al 2033 y tasas de interés del 7% al 8,75%.

Para afrontar el pago, Argentina lanzará una emisión de deuda pública por valor de hasta 6.000 millones de dólares, que incluirá los 5.000 millones de dólares en títulos a valor nominal que se entregarán a la petrolera española más otros 1.000 millones para cubrir la suma acordada en caso de que los títulos coticen en el mercado por debajo de su valor nominal.

La convalidación del acuerdo por el Parlamento argentino figuraba entre las condiciones del acuerdo, que implica, por parte de Repsol, la retirada de las demandas contra Argentina interpuestas en tribunales internacionales.

El Gobierno argentino defiende que la compensación es justa y conveniente para el país y permitirá que YPF, libre de litigios con Repsol, consiga atraer inversiones para su ambicioso plan de exploración y explotación, con desembolsos por 7.000 millones de dólares anuales proyectados para el período 2013-2017.

La oposición, por el contrario, cuestiona la cuantía y las condiciones de la compensación que se pagará a Repsol, además de criticar la política energética del Gobierno y su actitud frente a la petrolera española.

YPF está bajo control del Estado argentino desde mayo de 2012, cuando el Parlamento aprobó la expropiación del 51% de las acciones de la petrolera a la española Repsol, que mantiene una participación del 12% en la mayor productora de hidrocarburos del país suramericano.