Vodafone pide al Gobierno que acelere la implantación del dividendo digital
El consejero delegado de Vodafone, Vittorio Colao - abc

Vodafone pide al Gobierno que acelere la implantación del dividendo digital

El consejero delegado del grupo británico, Vittorio Colao, critica que tras la compra de Ono la operadora deba pagar a RTVE una tasa por prestar servicios audiovisuales

javier tahiri
Actualizado:

Después de que hace apenas un mes la británica Vodafone desembolsara 7.200 millones de euros por Ono, el consejero delegado del grupo, Vittorio Colao, ha lamentado que «tras este ejercicio de confianza en la economía española» la compañía deba enfrentar un impacto colateral de la operación: pagar a Radio Televisión Española (RTVE) una tasa por prestar servicios audiovisuales que grava el 0,9% de sus ingresos. Y ha pedido que el Ejecutivo acelere la implantación del dividendo digital, es decir, que libere la banda de 800 Mhz del espacio radioeléctrico que ahora ocupan nueve canales de televisión digital terrestre ( TDT) y por el cual las compañías de telefonía deben desplegar sus redes de cuarta generación (4G).

«Es una pena que continuemos buscando cómo preservar el mercado televisivo. Todos sabemos que la televisión se va a mover hacia la banda ancha», ha lamentado en un encuentro con medios.

El Ejecutivo popular se había comprometido a adelantar la liberación de esa frecuencia a principios de este 2014, un año antes de lo previsto. Sin embargo, para ello es necesario ejecutar una sentencia del Tribunal Supremo que anula la adjudicación de ese espectro, durante el Gobierno de Rodríguez Zapatero, a las cadenas de televisión que ahora lo ocupan. En principio el Gobierno pretende cumplir el objetivo marcado por Bruselas para que se implante el 1 de enero de 2015.

«Tengo mucho respeto por los gobiernos, tienen un trabajo muy difícil. No hay crítica pero si una gran petición: Europa debe empezar a pensar de forma estratégica. Necesitamos ancho de banda, infraestructuras, comercio electrónico, inversión y empleos», ha recalcado para reclamar una aceleración del dividendo digital.

Por ello ha reclamado que la Comisión Europea que salga de las próximas elecciones «esté menos preocupada por la regulación y más por la inversión y el empleo». Colao ha subrayado que el futuro del sector en Europa pasa por la concentración entre operadores. «Por definición en el mercado de las telecomunicaciones siempre va a haber un oligopolio competitivo de tres o cuatro jugadores», ha detallado para recordar que mientras en China y Estados Unidos hay tres y cuatro operadores respectivamente, Europa cuenta con «cientos». «España tendrá a Vodafone, Orange y Telefónica como las tres mayores compañías que invierten a largo plazo», ha sentenciado.

Ataque a Telefónica

Asimismo, tras la compra de Ono, Colao ha explicado que Vodafone reducirá su acuerdo con Orange para desplegar fibra óptica de seis a tres millones de hogares y ha arremetido contra Telefónica. «Las relaciones con Orange son fluidas. De nuevo el problema es que Telefónica juega como si esto fuera su fortaleza. El objetivo es reducir el coste de invertir en banda ancha ya que los usuarios españoles tienen derecho a que haya más competidores y menos costes», afirmó.

En cuanto a la mejora de la economía, Colao se mostró cauto pero apoyó el trabajo del Gobierno. «Mucha gente me decía que estaba loco por invertir 7.000 millones en España», incidió Colao para defender que «España ha hecho un buen trabajo reformando». «La reforma laboral fue buena para reducir costes y hacer al país más competitivo», describió para recalcar que ello se traducirá en un aumento del empleo a largo plazo y una mejora en la percepción de las multinacionales.