Holcim España acuerda un ERE para 122 trabajadores
Fábrica de Holcim en Sevilla - abc

Holcim España acuerda un ERE para 122 trabajadores

Para los trabajadores que salgan de la empresa cementera se ha fijado una indemnización de 28 días por año trabajado con un máximo de 20 meses

Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

Holcim y los sindicatos han alcanzado un preacuerdo para reducir en un 13,4%, hasta los 122 empleados, el número de afectados por el expediente de regulación de empleo (ERE) que la compañía planteó en un primer momento para 141 trabajadores en España. Según han indicado fuentes sindicales, el expediente se extenderá por tanto al 18,7% de una plantilla cercana a los 650 trabajadores.

Para los trabajadores que salgan de la empresa cementera se ha fijado una indemnización de 28 días por año trabajado con un máximo de 20 meses. Además, se ha establecido un lineal de 600 euros por cada año de antigüedad en la empresa sin límite de tiempo.

A finales de febrero, Holcim planteó a los sindicatos una reestructuración de su negocio en España que contemplaba el cierre de 21 centros de trabajo.

Desde 2008, antes del estallido de la burbuja inmobiliaria, Holcim empleaba a más de 2.000 personas, una cifra que se verá reducida en más de un 73% atendiendo al nuevo expediente de regulación de empleo. La compañía justificó este ajuste de plantilla por causas económicas, organizativas y productivas.

Holcim cuenta con 42 centros de trabajo, una cifra en la que se incluyen tres fábricas de cemento y una de molienda.

El pasado 7 de abril, el grupo suizo Holcim y el francés Lafarge anunciaron su fusión para crear la compañía productora de cemento y otros agregados para la construcción más grande del mundo, con una cifra de negocios cercana a los 40.000 millones de dólares (32.000 millones de euros).

Con esta operación, ambas compañías, con filiales en casi todos los continentes, buscan fortalecerse para hacer frente a un mercado de la construcción que no consigue volver al dinamismo de años atrás.

Los máximos dirigentes de Holcim y Lafarge aseguraron que las desinversiones previstas para que la operación sea aprobada por las autoridades reguladoras no implican el cierre de ninguna fábrica.

Son varias las compañías cementeras que han llevado a cabo ajustes de plantilla para hacer frente a la demanda. Es el caso de Cementos Portland Valderrivas, filial del grupo FCC, o de Cemex.