España es el segundo país de la UE con los precios más altos de banda ancha
abc

España es el segundo país de la UE con los precios más altos de banda ancha

Un estudio elaborado por la Comisión Europea desvela diferencias abismales en el coste y la velocidad de descarga en los países de la Eurozona

Actualizado:

Las diferencias entre lo que pagan los europeos por la banda ancha es abismal. Estas divergencias pueden llegar a ser de un 400%, según pone de manifiesto la Comisión Europea (CE). Así, los precios mínimos oscilan de 10 a 140 euros al mes por una velocidad de internet que va de los 12 a los 30 megabits.

El servicio de banda ancha más barato se publicita en Lituania (a partir de 10,30 euros), Rumanía (a partir de 11,20 euros) y Letonia (a partir de 14,60 euros). Por su parte, España es el segundo país, después de Chipre, donde se encuentran los precios más altos. Los usuarios de internet en España pagaron en 2013 alrededor de 40 euros como mínimo por una conexión estándar de entre 12 y 30 Mbps, el precio más elevado de la UE tras Chipre, donde lo que menos se pagó por este tipo de servicio fue 46 euros.

Las disparidades más marcadas entre el precio más bajo y el más elevado fueron las de Polonia (entre 20 y 140 euros) y las de Croacia (entre 30 y 121 euros).

Otros datos aportados por la CE revelan que la velocidad real de descarga puede llegar a ser un 64% menor que la publicitada. La velocidad real del cable en relación al porcentaje publicitado alcanza el 89,5%, en fibra, el 82,7% y en cobre, el 63,8%.

Mayor protección al consumidor

Para solucionar estos problemas y acabar con la brecha digital en cuanto a precios, la vicepresidenta de la CE y comisaria de Agenda Digital, Neelie Kroes, ha asegurado que lanzaran un paquete de medidas denominado #Uncontinenteconectado, que incluirá medidas que garanticen contratos redactados en un lenguaje sencilla y con más información para comparar las ofertas.

Los consumidores también verán reforzado el derecho para cambiar de proveedor y rescindir el contrato si la velocidad de internet no es la que le habían prometido.

«No existe un mercado único de internet, y eso tiene que cambiar. Nada justifica que una persona tenga que pagar más de cuatro veces lo que paga otra por la misma banda ancha», señala Kroes en el informe remitido a los medios.

El plan de la CE para crear un mercado único de internet será votado la próxima semana por el Parlamento europeo. Para avanzar en este proyecto, se realizarán más estudios entre los consumidores europeos. El estudio se realizará con voluntarios de los 28 países de la UE más Islandia y Noruega que recibirán un dispositivo que acoplarán a la conexión de internet en su casa. Si