La «troika» regresa a España tras el fin de la ayuda bancaria
Los representantes de la troika durante su última visita a España - efe

La «troika» regresa a España tras el fin de la ayuda bancaria

La visita de los inspectores «no implica ninguna condicionalidad, es puramente un ejercicio de vigilancia», según un portavoz comunitario

Actualizado:

Los inspectores de la Comisión y del Banco Central Europeo (BCE) han regresado este lunes a Madrid, en su primera visita tras el fin de la ayuda bancaria el pasado enero, con el fin de evaluar el estado del sector financiero y la situación económica y presupuestaria.

En la misión participará también el mecanismo europeo de estabilidad (MEDE), responsable del préstamo de 41.300 millones de euros a la banca, en calidad de observador. La visita de los inspectores "se centrará principalmente en cuestiones relacionadas con el sector financiero, pero también se discutirán cuestiones más amplias relacionadas con la evolución presupuestaria y económica en España", según ha explicado el portavoz de Asuntos Económicos, Simon O'Connor.

Los representantes de la Comisión y del BCE se reunirán con los actores claves del sector financiero español, entre ellos los equipos de gestión del Banco de España, del Fondo Ordenado de Reestructuración Bancaria (FROB) y del banco malo (Sareb) al que se han transferido los activos inmobiliarios de los bancos rescatado.

También mantendrán encuentros con los principales bancos cubiertos por la línea de crédito, así como con representantes del ministerio de Economía. La mayor parte de las reuniones tendrán lugar durante esta semana.

No obstante, se ha programado un día adicional de encuentros para el 3 de abril "porque algunos datos importantes sobre las finanzas públicas que sólo se publicarán esta semana", según ha explicado O'Connor. El 31 de marzo está previsto que se publique la cifra final de déficit de 2013. Según las previsiones de Bruselas, España registró un déficit del 6,7%, dos décimas por encima del objetivo de 6,5%.

La visita de los inspectores, ha resaltado el portavoz, "no implica ninguna condicionalidad, es puramente un ejercicio de vigilancia". La vigilancia de Bruselas y el BCE continuará con dos misiones al año hasta que España haya devuelto el 70% de la ayuda. Por su parte, el MEDE mantendrá su propio control hasta que se reembolse el 100% del préstamo.