«Portugal recuperará su soberanía y dignidad cuando salga la troika»
El ministro subraya que «la euforia es pésima consejera, sobre todo en un país donde todavía hay una tasa de paro del 15,3%» - ABC

«Portugal recuperará su soberanía y dignidad cuando salga la troika»

Entrevista al ministro de Economía portugués, Antonio Pires de Lima

Actualizado:

El próximo mes de mayo Portugal terminará con éxito el exigente plan de ajuste financiero impuesto por la troika (Fondo Monetario Internacional, Banco Central Europeo y Comisión Europea) a cambio de una ayuda de 78.000 millones de euros. Antonio Pires de Lima ocupa el cargo de ministro de Economía desde julio del año pasado, cuando dejó la dirección de la empresa de distribución de bebidas Unicer. En una entrevista a ABC se muestra satisfecho con los resultados del Ejecutivo, sobre todo por la recuperación económica y el descenso del paro, pero evita un discurso eufórico porque cree que todavía falta mucho trabajo por hacer. El objetivo final es transformar este crecimiento en mejorar la vida de los ciudadanos.

–¿Cómo se está preparando Portugal para la salida de la troika?

–La «post troika» va a ser seguramente mejor que la fase del programa de ajuste porque recuperaremos una parcela importante de nuestra soberanía y dignidad. Creo que la presencia de la troika ha sido positiva porque ha permitido a Portugal financiarse durante dos años y medio de forma mínimamente aceptable. Pero ambicionamos recuperar nuestra soberanía financiera sin necesidad de discutir los presupuestos de forma trimestral con terceros. Y considero importante que las diferentes entidades políticas establezcan un compromiso conjunto para alcanzar la autosostentabilidad financiera. Portugal necesita transformar en rutina lo que únicamente vamos a conseguir este año: tener el saldo primario de sus cuentas en positivo. El objetivo final.

–¿El país ha cambiado en estos dos años y medio?

–Después de vivir un periodo muy exigente, con el retroceso del consumo en el mercado doméstico, los empresarios portugueses se habituaron definitivamente en tener el mundo como mercado, y no solo Portugal, con 10 millones de habitantes. Espero que se mantenga la dinámica creciente de las exportaciones y se consolide en los próximos años. Nuestra salud financiera depende mucho de nuestra capacidad y es muy importante que en los próximos años se confirme dicho crecimiento.

–¿Sorprendido con los datos de la recuperación económica y del paro?

–No, el Gobierno siempre creyó en la capacidad de los empresarios y de las empresas portuguesas. El país está saliendo de la crisis de la mano de los empresarios y de la mano del Gobierno, que se mantuvo fiel y coherente al camino trazado recuperando la credibilidad del país. Debemos mantener la ponderación porque la euforia es pésima consejera, sobre todo en un país donde todavía hay una tasa del 15,3% del paro.

–¿En qué sectores espera más crecimiento a medio plazo?

–Son los empresarios los que deben estar atentos y definir los sectores en los que invertir y crecer. Hemos visto el ejemplo de Portugal donde sectores tradicionales como el textil, el calzado y el mobiliario han rehecho sus modelos de negocio logrando éxito internacional. La tecnología es muy importante así como el sector de los servicios de valor añadido. Hay muchos ejemplos de empresas internacionales que eligen Portugal como país para su centro de servicios internacionales.

–¿Cuándo van a sentir los portugueses en su propio bolsillo la recuperación económica?

–El año pasado se crearon 128.300 puestos de trabajo y eso ya es un dato a tener en cuenta. Estamos en un momento de esperanza. Con una tendencia de crecimiento las personas tienen más confianza y eso ya indica crecimiento. Pero es cierto que para que los portugueses puedan tener más rendimientos vamos a necesitar trabajar mucho en 2014 y en 2015. Ese es el objetivo, transformar este momento de crecimiento en mejor vida para los ciudadanos.

–¿El futuro económico de Portugal depende del capital extranjero?

–El capital extranjero va a tener un papel determinante porque los países del sur necesitan capital extranjero para retomar el camino de mayor inversión. En Portugal todo capital extranjero es siempre bienvenido. Y lo estamos notando, tanto las empresas que ya estaban aquí y retoman sus inversiones como los nuevos interesados. Portugal es un país bien situado geográficamente y un socio interesante para inversores europeos que quieran invertir fuera de Europa.

—¿España es un socio interesante?

–Existe un alineamiento importante entre España y Portugal relativo a la estrategia económica e industrial de Europa. Espero que las empresas portuguesas sigan aumentando sus exportaciones a España. El año pasado crecieron un 10% y se debe mantener esa dinámica. La tasa de cobertura de nuestra actividad en España es del 61% y puede seguir creciendo. También contamos con inversión española para los próximos años. Portugal siempre tuvo una gran receptividad a los inversores españoles y así pretendo que continúe.

–España y Portugal, ¿deben hacerse oír más fuerte?

–Ambos países están de moda en el mundo. Son reconocidas porque las agendas de las reformas realizadas fueron más profundas. La imagen de la península ibérica ha cambiado para mejor.