Italia baja los impuestos a quien gana menos de 1.500 euros al mes
El primer ministro italiano, Matteo Renzi - efe

Italia baja los impuestos a quien gana menos de 1.500 euros al mes

El primer ministro, Matteo Renzi, ha presentado un plan para relanzar la economía

Actualizado:

Con la mirada puesta en los comicios al Parlamento Europeo en mayo, pues le es vital un éxito electoral, el primer ministro italiano, Matteo Renzi, presentó anoche un paquete de medidas aprobadas en Consejo de Ministros para relanzar la economía. La medida más llamativa es una bajada de impuestos que beneficiará a diez millones de italianos y que Matteo Renzi ha cuantificado en «1.000 euros netos al año en la nómina de los que ganan menos de 1.500 euros al mes».

El primer ministro italiano, buen comunicador, lo ha escenificado con un carro de la compra lleno al lado de las dos cifras citadas. Esa ha sido la imagen que aparecía en el fondo de la diapositiva con la que Matteo Renzi ha ilustrado en rueda de prensa los efectos de la rebaja de impuestos. El importe total del recorte será de 10.000 millones de euros, que serán cubiertos con una serie de reducciones para no sobrepasar el 3% del déficit en relación con el PIB, como exige Bruselas. Entre esos recortes, Matteo Renzi ha anunciado la subasta de coches oficiales, un gesto sobre todo simbólico encaminado a mostrar a la gente que «se eliminan los excesos de la política para dar una señal a las familias que tienen dificultades para llegar a final de mes».

Grava las rentas financieras

El primer ministro ha anunciado otras medidas en apoyo de la economía, entre ellas el aumento desde el 20 al 26% en los impuestos a las rentas financieras, excluidos los títulos de Estado. A las empresas se les reducirá el IRAP (Impuesto regional sobre las actividades productivas) y se desbloquearán los pagos a las empresas por parte de la Administración pública para que en julio se hayan saldado deudas por valor de 68.000 millones de euros, y se destinarán de 2.000 a 3.000 millones para reestructurar numerosos edificios escolares.

Al margen de las medidas económicas, Renzi ha hecho alusión a otras reformas como la referida a la Administración, que se hará en abril, la fiscal en mayo, y la de la justicia en junio. Eufórico, Renzi subrayó que «en cien días se cambiará Italia».