Argentina agradece la mediación de Rajoy y Peña Nieto con Repsol
Un globo de la petrolera argentina YPF frente al parlamento - abc.es

Argentina agradece la mediación de Rajoy y Peña Nieto con Repsol

«Sin su participación no habríamos podido haber llegado a este acuerdo», afirma en el Senado el secretario de Legal y Técnica de la Presidencia

Actualizado:

El Gobierno argentino agradeció este jueves al presidente español, Mariano Rajoy, y al presidente de México, Enrique Peña Nieto, por su intervención «muy positiva» a la hora de lograr el acuerdo de compensación firmado con Repsol por la expropiación del 51 por ciento de YPF.

«Sin su participación no habríamos podido haber llegar a este acuerdo», dijo en el Senado el secretario de Legal y Técnica de la Presidencia, Carlos Zannini, sobre la intervención de Rajoy, Peña Nieto y del ministro español de Industria, Energía y Turismo, José Manuel Soria, en el proceso negociador.

Ante un plenario de Comisiones de la Cámara alta argentina, Zannini defendió el convenio, rubricado entre el Gobierno argentino y Repsol el pasado 27 de febrero en Buenos Aires, asegurnado que es «confiable y transparente» y pretende «dar certeza a las dos partes».

La compensación supone el pago a la petrolera española de unos 5.000 millones de dólares en bonos, que se terminará de saldar en 2033.

«Creo que Repsol cede y que nosotros hemos pagado un precio justo», continuó el secretario de Legal y Técnica tras explicar que el acuerdo supone la retirada de todas las acciones legales iniciadas por la compañía española.

Zannini remarcó que la compensación pactada «no es el cierre de la cuestión YPF sino que tiene que ser el comienzo de una nueva historia de la petrolera argentina».

La presentación del funcionario argentino es el primer paso de la tramitación parlamentaria del convenio, que debe recibir un dictamen positivo de las comisiones de Energía y Presupuesto antes de habilitar el debate del proyecto en el pleno del Senado, que, si lo aprueba, lo girará luego a la Cámara de Diputados.

Para entrar en vigencia, el acuerdo debe también ser ratificado por la junta de accionistas de Repsol, que se reunirá en Madrid el próximo 28 de marzo.

YPF está bajo control del Estado argentino desde mayo de 2012, cuando el Parlamento aprobó la expropiación del 51 % de las acciones de la petrolera a la española Repsol, que mantiene una participación del 12 % en la mayor productora de hidrocarburos del país suramericano.

La petrolera argentina registró el año pasado un beneficio neto de 5.681 millones de pesos (722,7 millones de dólares), con un alza interanual 45,6 por ciento.