La presidenta de la CNMV, Elvira Rodríguez
La presidenta de la CNMV, Elvira Rodríguez - jaime garcía

La CNMV espera que se produzcan cinco salidas a Bolsa hasta final de abril

El organismo, que eleva a siete los expedientes por abuso de mercado en la venta de acciones de Bankia, creará un sistema de clasificación de productos financieros por riesgo y prepara una encuesta a nivel nacional para medir el conocimiento ciudadano

Actualizado:

La Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) mantiene bajo lupa la operativa en corto que se hizo con las acciones de Bankia en las fechas previas a su rescate. El organismo ya tenía abiertos el pasado diciembre seis expedientes por abuso de mercado en las operaciones efectuadas sobre 4,1 millones de títulos de la entidad entre el 16 y el 27 mayo de este año, días antes de la admisión a negociación de los títulos procedentes de su ampliación de capital. En los últimos meses, el supervisor ha abierto un séptimo sumario por el mismo motivo, según ha avanzado este miércoles la presidenta de la Comisión, Elvira Rodríguez.

En concreto, la CNMV ve indicios de un posible incumplimiento del reglamento europeo sobre ventas en corto en otras 704.000 acciones de Bankia, con lo cual el número de acciones bajo sospecha roza ya los cinco millones. Además, y como en el caso de los seis primeros expedientes, también en este caso la operativa con esos títulos fue llevada a cabo por inversores extranjeros. Ello ha obligado al supervisor bursátil español a trabajar de forma conjunta con los organismos competentes de otros países.

Las operaciones se remontan a mayo de año pasado, antes del debut en Bolsa de las acciones de Bankia procedentes de la ampliación de capital con la que se recapitalizó. Durante esos días se vendieron 137 millones de acciones, de las cuales la CNMV ha investigado 41,38 millones de acciones. Los expedientes todavía no se han cerrado y por tanto se desconoce si habrá o no sanción a los inversores implicados en esos movimientos.

Venta irregular de preferentes

De igual forma, la Comisión mantiene abiertos los expedientes por la venta irregular de participaciones preferentes entre pequeños ahorradores y que, según la última información, afectan a un total de nueve entidades financieras. El retraso en la publicación de la resolución de esos casos se debe a que esos informes deben seguir todos los trámites para garantizar la seguridad jurídica, según ha explicado Rodríguez durante la presentación del plan de actividades de la CNMV para 2014.

Uno de los objetivos que se ha fijado Elvira Rodríguez durante su mandato al frente del organismo es mejorar su capacidad de supervisión. Para ello, ha vuelto a reclamar al Gobierno el respaldo legislativo necesario para dotar a la Comisión de más herramientas y poderes. En concreto, y como ya había avanzado en el Foro ABC-Deloitte, la supervisora pretende crear un equipo de inspectores que de incógnito, haciéndose pasar por clientes, vigilen cómo se comercializan determinados productos en las sucursales de las entidades financieras, acción que se conoce como «mystery shopping» y que ya practican los supervisores de otros países.

Esta medida se incluirá dentro de la propuesta de reforma de las estructuras y las tareas de la CNMV que el organismo presentará al Ejecutivo popular y con la que Rodríguez quiere dar más flexibilidad y autonomía al ente y mejorar su actuación preventiva. «Vamos a actuar con un enfoque preventivo que nos permita adelantarnos a problemas futuros», ha dicho. «Si hay más actividad económica, la CNMV tiene más trabajo», ha recordado, añadiendo que la mayor actividad normativa del supervisor comuntiario, ESMA, y las medidas del Gobierno español para desbancarizar la financiación empresarial también suponen un mayor esfuerzo supervisor para la CNMV.

A la espera de cinco salidas a Bolsa

De hecho, Rodríguez ha desvelado que la Comisión espera que durante los cuatro primeros meses de este año se produzcan cinco salidas más a Bolsa, después de la del Grupo Lar. Y aunque en principio todas ellas estarán destinadas únicamente a inversores institucionales, sin tramo minorista, Rodríguez ha advertido de que la CNMV estará vigilante para que no se produzca ningún problema.

Otro de los propósitos de la Comisión para este año es poner en marcha un sistema de clasificación de productos financieros, lo que se consideraría una primera información o advertencia al inversores sobre el riesgo que asume con esos productos. Además, la CNMV mantiene sus planes para mejorar la educación financiera del país. Entre las actuaciones más novedosas, lanzará una encuesta a nivel nacional para medir los conocimientos de la población en esta materia, y tratará de que el Ejecutivo incluya una asignatura al respecto en el currículo escolar.