Zara cumple 25 años desde que abrió en Oporto su primera tienda fuera de España
Respecto a sus ventas totales, España sólo le aporta el 19,3 % - efe

Zara cumple 25 años desde que abrió en Oporto su primera tienda fuera de España

Desde la apertura de la tienda portuguesa en diciembre de 1988, la marca goza de presencia física en 86 países de los cinco continentes y una veintena de tiendas on line

Actualizado:

Zara, germen del emporio textil Inditex, fundado por el empresario de origen leonés Amancio Ortega, abrió en diciembre de 1988 su primera tienda fuera de España, en Oporto (Portugal), y ahora celebra ese vigesimoquinto aniversario con presencia física en 86 países de los cinco continentes y una veintena de tiendas «on line».

Ese proceso de expansión internacional, al que paulatinamente se fueron sumando las marcas que el grupo ha ido lanzando, ha permitido a Inditex capear la crisis con continuos incrementos de ventas y, al mismo tiempo, rebajar su exposición en España.

España, menos del 20% de las ventas

Así, según datos de su primer semestre fiscal (cerrado en julio), actualmente España sólo le aporta el 19,3 % de sus ventas totales, frente al 33,9 % de 2008. Por el contrario, Asia ha pasado del 10,5 al 21,7 %; y América del 10,7 al 14,4 %, mientras que Europa (sin España) mantiene su peso en el entorno del 45 %.

Zara dio el salto al exterior trece años después de que en 1975 abriera su primera tienda en una céntrica calle de A Coruña y a los tres años de que Amancio Ortega y su entonces mujer, Rosalía Mera, fundaran el grupo Inditex, al que se fueron incorporando Pull & Bear, Massimo Dutti, Bershka, Stradivarius, Oysho, Zara Home y Uterqüe.

Estas enseñas también han ido extendiendo su red al resto del mundo y al ciberespacio, lo que ha permitido a Inditex convertirse en el líder mundial de la distribución de moda y complementos, por delante de firmas como la sueca H&M o la estadounidense GAP.

Junto a la apertura de tiendas a lo largo y ancho del mundo, el grupo, actualmente capitaneado por Pablo Isla, también ha diversificado geográficamente sus centros de producción logrando así una de las claves de su éxito: adaptar prácticamente al instante sus colecciones al gusto del público y no esperar al fin de temporada para saber qué es lo que funciona.

Podio: Zara, Bershka y Massimo Dutti

Inditex, que el año pasado ganó 2.361 millones de euros y facturó 15.964 millones, cuenta con más de 6.100 establecimientos físicos en 86 países, a los que hay que sumar plataformas de venta a través de internet en 24 mercados.

Por marcas, la más internacional es Zara, con 1.770 tiendas en esos 86 países; seguida de Bershka, con 910 establecimientos en 64 países. Massimo Dutti, con 634 tiendas, está en 61 países; Pull&Bear (825) en 60; Stradivarius (816) en 53; Oysho (533) y Zara Home (363) en 37; y Uterqüe (87) en 18.

Tras expandirse desde Galicia al resto de España y abordar el mercado portugués, Zara digirió sus pasos a Nueva York (1989) y a París (1990), para posteriormente extender su red, entre los años 90 y comienzos del siglo XXI, a Europa, Latinoamérica, Oriente Próximo y países asiáticos como Japón, acompañada del resto de marcas del grupo.

En 2004, Inditex entró en China; en 2011 se atrevió con Oceanía, abriendo sus primeras tiendas en Australia; y en 2012 entró en Armenia, Bosnia, Ecuador, Georgia y Macedonia. Por el contrario, en 2013, la firma no ha entrado en ningún nuevo país, y ha centrado su expansión geográfica en el terreno virtual y en ampliar su presencia en China.

Entre los retos del grupo se encuentran la India, donde en 2009 se alió con el grupo industrial local Tata y por ahora sólo cuenta con 12 tiendas, así como consolidar su presencia en Oceanía y Norteamérica.

«El éxito entre personas, culturas y generaciones que, a pesar de sus diferencias, comparten una especial sensibilidad por la moda reside en la convicción de que no existen fronteras que impidan compartir una misma cultura del vestir. Todas las cadenas del grupo comparten el mismo enfoque internacional», aseguraron a Efe fuentes de Inditex.

En la mayoría de los casos, Zara ha sido la primera cadena en llegar a los nuevos países, acumulando experiencia que ha facilitado la implantación posterior del resto de los conceptos, según la misma fuente