Argentina vetó a Brufau en la negociación sobre YPF
Antonio Brufau y José Manuel Soria, en una imagen reciente - EFE

Argentina vetó a Brufau en la negociación sobre YPF

El dinero que recibirá Repsol por la expropiación será inferior a los 3.700 millones pactados

Actualizado:

La presidenta argentina, Cristina Fernández de Kirchner, vetó a A ntonio Brufau en las negociaciones sobre la expropiación de YPF. Pese a ser una empresa privada, tuvo que ser el ministro de Industria, José Manuel Soria, quien ejerciera de interlocutor primero con el ejecutivo mexicano y luego con el argentino para poner fin a los más de diecinueve meses de conflicto.

De hecho, fue el vicepresidente de la compañía, Isidro Fainé, quien se trasladó a Buenos Aires en representación de la empresa, con varios directivos de la misma. El principio de acuerdo sobre la indemnización por la expropiación del 51% de YPF incluye el pago de 3.700 millones de euros en bonos de deuda soberana a diez años del país hispanoamericano, que emitiría el Estado Nacional. Tendría un interés del 8,75% y serían efectivos desde el primer día.

Sin embargo esta forma de pago no garantiza que lo que finalmente reciba la empresa española sean esos 3.700 millones, sino que es más que probable que la cantidad que finalmente se reciba sea menor, ya que la deuda argentina está muy cuestionada en los mercados y por las agencias de «rating». En todo caso, la operación supondrá unas pérdidas importantes para Repsol, ya que el 51% de YPF lo tenía contabilizado por 5.435 millones de euros, mucho más de lo que finalmente va a obtener.

La figura del presidente de Repsol, Antonio Brufau, ha sido cuestionada por algunos de los socios de la compañía, como Sacyr, pero especialmente por la mexicana Pemex, que en la reunión del consejo del pasado miércoles se negó a dar su voto a favor de la gestión del equipo directivo de la compañía.

No obstante, todo apunta a que Brufau, que lleva ya nueve años presidiendo la petrolera, permanecerá en el cargo al menos hasta que se cobre la indemnización por la expropiación y a partir de ese momento su futuro está en el aire.

La UE pide seguridad jurídica

Por su parte, el comisario de Industria de la Unión Europea y vicepresidente de la Comisión Europea, el italiano Antonio Tajani, advirtió ayer a Argentina de que sin seguridad jurídica las empresas europeas pueden optar por invertir en otros países de la región, como Chile, Brasil o Perú, a pesar del reciente preacuerdo alcanzado entre España, México y el país austral para resolver la disputa por la nacionalización de YPF.

«Si España, Argentina y México van a buscar una solución, esto es positivo para los europeos que quieren invertir en Argentina», indicó Tajani en una entrevista en Onda Cero, quien admitió que tras la nacionalización de YPF «todos los europeos en Argentina tienen miedo».

El miércoles, e l consejo de administración de Repsol expresó su respaldo al principio de acuerdo alcanzado el lunes entre España, Argentina y México sobre la compensación por la expropiación de un 51% de YPF.