Los negocios chinos han crecido en más de un 90% desde que empezó la crisis
La situación económica no ha podido con los negocios chinos - MILLAN HERCE

Los negocios chinos han crecido en más de un 90% desde que empezó la crisis

En cinco años han pasado de ser 21.979 a 41.858 autónomos

Actualizado:

La crisis no sabe de nacionalidades. Mientras pymes y autónomos españoles llevan seis años luchando por sobrevivir a la caída del consumo, la falta de crédito y la morosidad pública, los negocios regentados por ciudadanos chinos están viviendo sus mejores momentos desde que comenzó la crisis. Sus negocios se han multiplicado como la espuma y se anotan crecimientos superiores al 90%.

Desde 2008, el número de autónomos extranjeros ha descendido en un 5,7%, pasando de 237.373 trabajadores por cuenta propia en mayo de 2008 a 223.887 en septiembre de 2013. Una resta que da en cifras absolutas una pérdida de 13.486 emprendedores extranjeros, según un análisis elaborado por la Federación Nacional de Asociaciones de Trabajadores Autónomos –ATA.

«A pesar de esta pérdida, los empresarios extranjeros han tenido un comportamiento mucho más positivo que el total de autónomos en España y han aguantado en sus actividades a pesar del contexto de crisis y caída del consumo y de la actividad» , señala Guillermo Guerrero, responsable del área de autónomos inmigrantes de ATA. Y es que mientras en la crisis el número de autónomos dados de alta en la Seguridad Social ha descendido en un 5,7%, el total del régimen especial de autónomos lo ha hecho en un 10,7%, prácticamente el doble, lo que en términos absolutos se traduce en 372.110 autónomos menos.

Prácticamente todas las nacionalidades se han visto afectadas por la crisis, con la excepción de los empresarios autónomos chinos, única nacionalidad que no sólo no ha descendido sino que ha visto aumentar el número de afiliados en el régimen de autónomos en un 90,4%. En cinco años han pasado de ser 21.979 a 41.858 autónomos chinos, con un incremento porcentual del 90,4% del total de cotizantes foráneos.

El otro lado de la moneda están los autónomos rumanos, nacionalidad ligada fundamentalmente al sector de la construcción, que han descendido en estos años de crisis prácticamente un 50%, concretamente el 49,6%. Importantes son también las pérdidas de trabajadores por cuenta propia nacidos en Ecuador (-2,5%), Portugal (-28,4%), Colombia (-27%), o Reino Unido (-22,4%).

Por comunidades autónomas las diferencias van desde el 10,2% del número de emprendedores extranjeros en Cataluña hasta el descenso del 37,2% registrado en La Rioja en los seis años de crisis. Así, en cuatro de las 17 comunidades autónomas los autónomos extranjeros han mantenido su actividad e incluso ha aumentando el número de emprendedores, siendo Cataluña la que lidera dicho aumento (10,2%, 4.458 nuevos emprendedores desde mayo de 2008), Galicia (5,3%), Extremadura (4,9%) e Islas Baleares (1,9%).

Por el contrario, los mayores descensos en el número de autónomos extranjeros cotizantes a la Seguridad Social se registraron en La Rioja, que ha perdido a más de uno de cada tres empresarios extranjeros que tenía cotizando al régimen de autónomos, un -37,2%, junto con Aragón y Castilla La Mancha, con un descenso del -28,3 y -27,6%, respectivamente, en el número de autónomos foráneos, es decir, la crisis ha expulsado del mercado a uno de cada cuatro autónomos extranjeros en ambas comunidades autónomas. Con descensos también superiores al 20% se situaron Castilla y León (-21,7% de sus autónomos extranjeros) y Cantabria (-20,9%).