Olvídese de los BRIC. El futuro está ahora en los MINT
Los dirigentes de los países BRIC en la cumbre celebrada en 2010 - AP

Olvídese de los BRIC. El futuro está ahora en los MINT

El analista Jim O'Neill, creador del término para referirse a los países más pujantes, apuesta por un nuevo grupo encabezado por México

Actualizado:

Primero se crearon los BRIC (Brasil, Rusia, India y China) para designar a las economías que presentaban un mayor atractivo para los inversores. Después llegaron los PIGS (Portugal, Italia, Grecia y España, por sus siglas en inglés) para referirse a los países europeos del arco mediterráneo que experimentaron un periodo de bonanza durante la pasada década, pero que, debido a su elevado endeudamiento o sus profundos desequilibrios estructurales, presentaban una frágil capacidad de crecimiento.

Jim O'Neill, el economista de Goldman Sachs autor del primer acrónimo, que trascendió el interés del ámbito económico y que incluso ha dado lugar a una cumbre anual con los máximos dirigentes de estos países desde 2009, apuesta ahora por un grupo que engloba a las economías con unas características más «interesantes», según un artículo que publicó ayer en Bloomberg.

¿Cuáles son estas potencias emergentes? Los MINT (menta, en inglés). México, Indonesia, Nigeria y Turquía, países que, según O'Neill, presentan unas perspectivas demográficas para «los próximos 20 años» y unos fundamentos económicos favorables. Por ejemplo, Indonesia, caso que O'Neill ha analizado en una serie de reportajes para la BBC sobre los países más poblados fuera del entorno BRIC, presenta credenciales para adherirse a los BRIC, aunque debe avanzar en los aspectos regulatorios para impulsar el crecimiento. «A pesar del tamaño de su población relativamente joven (un activo tremendo), considero poco probable que Indonesa dé los pasos necesarios en el frente de las políticas económicas para que se materialice rápidamente ese potencial», explica el analista en el texto.

Las debilidades de Rusia

O'Neill, no obstante, confía en la capacidad de crecimiento de este país e ironiza sobre la «sana preocupación» de un grupo de empresarios con quienes coincidió en Indonesia. En concreto, mostraron su incertidumbre sobre la capacidad del Ejecutivo indonesio para realizar «lo necesario» para impulsar la riqueza del país al 7% o, por el contrario, dejar que «sólo» avance un 5%.

El ex analista de Goldman Sachs también muestra sus dudas sobre el futuro de Rusia dadas sus débiles estimaciones de crecimiento (el ministro de economía ruso, Alexei Ulyukayev, vaticina un 2,5% anual durante los próximos 20 años), sus condiciones demográficas, su «excesiva dependencia» en recursos energéticos como el petróleo y el gas, la corrupción gubernamental y «la ausencia de un marco legal creible para la iniciativa empresarial».