Las empresas se instalan en zonas francas como la de Barranquilla, en la imagen
Las empresas se instalan en zonas francas como la de Barranquilla, en la imagen - abc

Colombia, aroma de buena inversión

El número de empresas españolas en el país ha pasado de 160 a 400 en dos años

Actualizado:

Frente a un pasado tumultuoso, la imagen de Colombia en el exterior ha sufrido un cambio en los últimos años. El propio país lo reconoce con humor a través del eslogan de una de sus últimas campañas turísticas que reza así: «Colombia, el riesgo es que te quieras quedar». Si antes la región era asociada con la inseguridad del conflicto con las FARC y los cárteles de la droga, ahora Colombia muestra una cara de estabilidad y una economía propicia a la inversión para atraer empresas. Su PIB crecerá un 4,5% este año y un 4,7% en 2014, según las estimaciones del Gobierno. Y la inversión extranjera no deja de aumentar: el pasado año cosechó registros récord, 15.612 millones de dólares.

«Queremos quitarnos la marca de país peligroso en el extranjero y apostar por la imagen de una economía al alza para las firmas internacionales», afirma desde la Agencia de Cooperación e Inversión de Medellín, Daniel Vásquez. Las empresas españolas son punta de lanza de este apetito internacional por el país iberoamericano. España es el tercer estado que más ha invertido en Colombia desde 2000, tras EE.UU. y Reino Unido, con un montante cercano a los 3.600 millones de dólares, es decir, el 8,2% de la inversión extranjera directa en el país.

Sin embargo, y a pesar de que la crisis ha reducido las inversiones con origen nacional, la agencia comercial colombiana, Proexport, continúa teniendo muy presente a nuestro país. «España lo tiene todo para seguir siendo un socio preferencial con Colombia: se puede beneficiar del Tratado de Libre Comercio que nuestro país firmó con la UE, vigente desde este año; del Tratado de Promoción y Protección de las inversiones con Colombia y un acuerdo para evitar la doble tributación. Tienen todo para invertir», afirma a ABC el vicepresidente de inversión de Colombia, Juan Carlos González.

En los últimos dos años, el número de empresas españolas en el país ha pasado de 160 en 2011 a 400 en la actualidad. «La mayor parte de las grandes ya están presentes, ahora vemos que bastantes pymes dan el salto», afirma González. Hace un par de semanas, sin ir más lejos, se celebró «Semana de Inversión de las regiones de Colombia», por lo que representantes comerciales del país iniciaron una gira por España, así como dos visitas a París y Fráncfort.

«Si antes las inversiones se daban en Medellín y Bogotá, ahora se extienden por todo el país», asegura González. Otra de las novedades producidas en los últimos años es que si antes las compañías españolas se dirigían a Colombia para prestar servicios a nuestro país, ahora atienden al mercado interior del país iberoamericano, como mostraron distintos representantes comerciales del país en un encuentro con varios medios la semana pasada. Precisamente este es el factor favorito de las empresas españolas para invertir en Colombia, según recoge el informe «Panorama de Inversión Española en Latinoamérica» elaborado por el IE Business School. Junto a Perú, Colombia es el país iberoamericano del que los empresarios españoles tienen mejores perspectivas.

De esta forma, el país ofrece oportunidades en sectores como servicios, turismo, hostelería, telecomunicaciones o infraestructuras. En este último sector, Colombia cuenta con un presupuesto de 30.000 millones de dólares para invertir en infraestructuras y con proyectos de autopistas, puertos y aeropuertos, con los que el país busca mejorar sus conexiones con el resto del continente. El reto del Gobierno es convertir a Colombia en el «hub» latinoamericano para las empresas de todo el continente. De momento, Bogotá es la segunda ciudad americana preferida para las grandes empresas nacionales que tienen vistas a establecerse en América, según el IE Business School. El aroma ya ha llegado, ahora solo falta que sea accesible para las pymes.