El recibo de la luz, un 63,5% más caro desde el inicio de la crisis
El dibujante Antonio Mingote ya se inspiraba en el año 2010 con las habituales subidas de la luz - abc

El recibo de la luz, un 63,5% más caro desde el inicio de la crisis

En 2006 comenzó a subir la factura, pero no fue hasta dos años después cuando empezó a encarecerse de forma exponencial

Actualizado:

La noticia se repite casi de manera invariable cada tres meses: la subasta entre las compañías eléctricas que comercializan la Tarifa de Último Recurso (la tarifa de suministro que regula, en parte, el Ejecutivo) vuelve a incrementar el importe de la luz. En concreto, a partir del próximo mes de octubre, resultará un 3,1% más cara. Esta puja, que marca cerca del 50% precio final, se ha convertido en un continuo quebradero de cabeza para los consumidores. Sin embargo, no hace muchos años, esta amenaza resultaba prácticamente inexistente.

Antes del comienzo de la crisis económica, las subidas resultaban contenidas, con la excepción de la registrada en el año 2006, del 5,28%. Incluso, durante la etapa de José María Aznar al frente del Ejecutivo, se experimentaron bajadas en la factura con el fin de embridar la inflación y posibilitar la entrada de España en el euro. A cambio, el Gobierno español se comprometió por ley a subsanar en el futuro este desfase, ya que la relación de esta decisión política sobre los balances de las compañías privadas resultaba directa: al rebajar el importe de la factura, los ingresos regulados eran menores y, por tanto, no cubrían los costes del sistema.

Este fue el germen del déficit de tarifa, una deuda acumulada de 26.000 millones de euros (o, para hacerse una idea, un 2,6% del PIB español). Y esta es la explicación de que, desde 2007, el recibo de la luz se haya disparado un 63,5%.

El origen de la espiral

La espiral de voluminosas subidas en la que ahora se encuentra el sector eléctrico comenzó exactamente en 2008. El Ejecutivo de José Luis Rodríguez Zapatero aplicó ese año una subida del 8,9%, una cifra que a la postre quedó eclipsada por la de 2010 (que incorporaba el alza del IVA, en vigor desde julio de ese año), que ascendió al 9,6%, y la de 2011 (11,3%). En total, el ex presidente socialista aumentó el precio de la luz en, aproximadamente, un 45%.

Además, durante la última legislatura de Zapatero, cuando Miguel Sebastián se encontraba como máximo responsable del Ministerio de Industria, se produjo el mayor repunte de toda la serie histórica, el perteneciente a enero de 2011 (9,8%). Aquella subida, que dio pie a la aprobación «in extremis» de una nueva normativa para modificar los techos de déficit tarifario bautizada como el «decreto de Nochebuena», también fue famosa por la frase que empleó Sebastián para restarle importancia: « equivale a poco más que el precio de un café».

Por el contrario, el Gobierno de Mariano Rajoy ha experimentado la mayor (y única) caída que se ha producido durante los últimos años en el precio de la electricidad, algo que ocurrió el pasado mes de abril, cuando, gracias al retroceso de la subasta de electricidad la factura se abarató un 6%. No obstante, las subidas de enero (3%), julio (1,2%) y agosto (3,2%) han terminado por empañar este descenso, de manera que el resultado final ha sido un encarecimiento en lo que llevamos de año del 3,5%.