Irlanda sale por tercera vez de la recesión y continúa con su remontada económica
Policías irlandeses frente a la entrada de la sede del Primer Ministro irlandés - afp

Irlanda sale por tercera vez de la recesión y continúa con su remontada económica

El «Tigre Celta» llegó a tener un déficit superior al 30% en 2010 al rescatar, con crédito de la Troika, el Anglo Irish Bank. Su régimen fiscal es un gran atractivo para las multinacionales

Actualizado:

El gobierno democristiano irlandés de Enda Kenny debe estar de enhorabuena. Su país sale por tercera vez de la recesión tras experimentar en el segundo trimestre del año una expansión del 0,4% respecto a los tres meses anteriores, cuando había sufrido una caída del PIB del 0,6%, según los datos publicados por la Oficina Central de Estadísticas de Irlanda (CSO).

Irlanda parece que no volverá a vivir su particular milagro al menos a corto plazo pero sí que presenta esperanzas notables de mejora de cara a su futuro próximo. La orientación exterior de su economía es la base para el crecimiento, no obstante representa más de la totalidad del PIB, siendo a su vez, uno de los mayores exportadores de software del mundo. Ello se debe a que Irlanda alberga buena parte de las principales compañías tecnológicas del mundo, Google, Amazon, Microsoft, Apple, IBM o Dropbox, son claras beneficiarias del polémico régimen fiscal del país.

De esta manera, el impuesto de sociedades fijado en el 12,5% es un buen aliciente para las multinacionales transoceánicas que pretendan etender sus tentáculos por el viejo continente. No es de extrañar, por tanto, que pese a que fuera el segundo país en ser rescatado por la Troika por un monto total de 85.000 millones de euros, el paro se sitúe en torno al 14%.

Bankia y Anglo Irish Bank, muy parecidos

El conocido como «Tigre Celta» se encuentra en la fase final del programa de rescate recibido en 2010 y pretende convertirse a partir del próximo año en el primer país rescatado capaz de financiarse de manera autónoma en los mercados de capitales. Al igual que nuestro país, Irlanda también contó con el hundimiento de un banco de dimensiones sistémicas al que intervino con 30.000 millones de dinero público.

La ayuda generó grandes dosis de polémica puesto que hace apena unos años, un banco con dimensiones sistémicas desestabilizó, otra similitud con respecto a nuestro país, que necesitó 30.000 millones de euros de dinero público. Sin embargo, hace apenas unos meses el diario Irish Independent destapó unas grabaciones en la que mostraban como los ejecutivos del banco engañaron a las autoridades del país.

Demoler casas, ¿solución posible?

Asimismo, Irlanda sufrió todos los males de la crisis, deuda pública elevada, déficit récord en 2010 superior al 30%, el riesgo país que sobrepasó los 1.000 puntos básicos en el verano de 2011 —el máximo español fue de 637 en julio de 2012— tras asombrar al mundo durante los años de su particular burbuja, superior a la española, por la que el 15% del stock de viviendas del país se encontraba sin inquilino alguno.

La Agencia Nacional de Gestión de Activos del país (Nama), emprendió el año pasado un plan de demolición de proyectos urbanísticos sin acabar. Las Seseñas se habían expandido en el país gaélico y el banco malo irlandés creyó conveniente esta medida en aras de borrar un pasado de excesos. ¿El banco malo de nuestro país (Sareb) podría imitar la solución irlandesa?

Manuel Gandarias, director del gabinete de estudios de Pisos.com, asegura que «la demolición de viviendas es difícil que se realice a menos que sea falta de cumplimiento de la regulacion no creo que llegue a ocurrir eso».