El Congreso de los Diputados aprueba definitivamente la ley de emprendedores
El ministro de Hacienda y Administraciones Públicas, Cristóbal Montoro, durante el pleno de este jueves 19 en el Congreso - jaime garcia

El Congreso de los Diputados aprueba definitivamente la ley de emprendedores

Entre otras medidas recoge la creación de un régimen especial de criterio de caja en el IVA para autónomos y pymes, que podrán ingresar el impuesto cuando hayan cobrado las facturas

Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

El Pleno del Congreso de los Diputados aprobó este jueves 19 de manera definitiva el proyecto de Ley de Apoyo a los Emprendedores y su Internacionalización, que ahora se remitida para su publicación en el Boletín Oficial del Estado (BOE). El Congreso debatió la norma después de su paso por el Senado, para ratificar en votación los cambios que se han introducido en la norma durante su tramitación en la Cámara Alta.

Entre otras medidas, esta ley recoge la creación de un régimen especial de criterio de caja en el IVA para autónomos y pymes que les permitirá evitar tener que ingresar este impuesto hasta que hayan cobrado las facturas. El ministro de Hacienda y Administraciones Públicas, Cristóbal Montoro, destacó desde la tribuna que esta ley supone «dar un paso más en términos de reformas que permitan llegar cuanto antes al crecimiento económico creador de empleo». «Las reformas económicas no se agotan aunque sea éste un proyecto de ley tan ambicioso», dijo el ministro, quien en todo caso aseguró que con esta norma «España da un paso más en la salida de la crisis económica».

El diputado popular Antonio Hernando defendió la norma propuesta por el Gobierno y señaló que «lo peor era lo que había antes: destrucción masiva de pymes que adelantaban el IVA a Hacienda a pesar de no haber cobrado». Hernando recordó que con esta ley, además, se da una segunda oportunidad a los empresarios, y que éstos podrán salvar su vivienda en el caso de incurrir en deudas.

El portavoz de Economía de CiU, Josep Sánchez Llibre, se sumó a los apoyos y dijo que su grupo está «satisfecho» por esta ley, que saldrá de la Cámara «con una mayoría importante», pues «a partir de su publicación en el BOE España va a dar «muchísimas posibilidad» para los jóvenes emprendedores sin capital puedan poner en marcha de un negocio.

«Fraude electoral»

Desde las filas del PSOE, Pedro Saura arremetió contra la gestión de la economía del PP, lo que calificó del «gran fraude electoral». Así, el diputado socialista subrayó que los empresarios ya sólo piden que al Gobierno «que nos dejen tranquilos» porque «estamos peor que hace unos meses». El diputado del PSOE lamentó que esta norma está diseñada para el «empresario que triunfa, no para el que empieza o tiene un problema». Además, aseguró que «el Gobierno no mueve obstáculos para que haya crédito, el gran problema de la economía que esta ley no resuelve de ninguna manera».

«Decepción» y «deficiencias»

Joan Coscubiela, de La Izquierda Plural, dijo que esta ley es «el compendió de lo que no debería ser la acción política de un Gobierno», y aunque reconoció que hay aspectos «positivos» se debería haber aprovechado mejor esta oportunidad. El portavoz económico de UPyD, Álvaro Anchuelo, puso en duda la eficacia que pueden tener algunas de las medidas que se recogen en la norma.

Desde las filas del PNV, Emilio Olabarría reconoció el impulso que supone a la riqueza y la creación de empleo, aunque quiso dejar claro que no es el paradigma. Además, criticó que la norma presenta «alunas deficiencias” y su «impronta centralizadora». Por su parte, el diputado de ERC Joan Tardà puso de manifiesto la «decepción» de su formación porque no se incluyen, entre otras cosas, las reivindicaciones realizadas desde el sector de la economía social.

Permisos de residencia

Otra de las medidas es la disminución del 20% en los rendimientos netos de la declaración del IRPF y una exención completa de este impuesto cuando se capitalice la prestación por desempleo. Por otra parte, con Ley de Emprendedores el Gobierno facilitará y agilizará la concesión de permisos de residencia a extranjeros que realicen adquisiciones inmobiliarias en España por encima del medio millón de euros. También se beneficiarán de las medidas quienes adquieran deuda pública por encima de 2 millones de euros o aquellas que tengan impacto en la creación de puestos de trabajo o de innovación científica o tecnológica. En otro orden de cosas, establece la figura del Emprendedor de Responsabilidad Limitada (ERL), lo que llevará a que la responsabilidad derivada de las deudas empresariales no afecte a su vivienda habitual si el capital pendiente no supera los 300.000 euros