Los peligros que acechan la incipiente recuperación económica
Olli Rehn, vicepresidente de la Comisión Europea y responsable de Asuntos Económicos - efe

Los peligros que acechan la incipiente recuperación económica

Los expertos alertan que relajar las reformas o nuevos problemas en la banca alterarían la calma

Actualizado:

A pesar de que la economía de la Eurozona ha salido de la uvi de la recesión, hay ciertos riesgos que podrían mandarla temporalmente de vuelta. El vicepresidente de la Comisión Europea y responsable de Asuntos Económicos, Olli Rehn, así lo cree y ayer afirmó que «todavía hay obstáculos importantes que superar». En su opinión, la situación sigue siendo frágil y hay que «preservar en todos los frentes nuestra respuesta a la crisis».

Según Matías Lamas, analista de AFI, «la recuperación está sujeta a vulnerabilidades de todo tipo, sobre todo financieras». Esto significa que un episodio de crisis en alguna zona de riesgo podría alterar la calma relativa en los mercados de deuda. Es lo que sucedió en el verano de 2012, cuando la crisis de deuda soberana en España e Italia puso en duda la supervivencia de la moneda única. Lamas espera que esto no se produzca este año, gracias a la garantía que supone el programa de compra de bonos en caso de necesidad que anunció Mario Draghi el verano pasado.

Existen, sin embargo, otros motivos que podrían alterar el estado de salud de los países de la zona euro. En opinión de Rafael Pampillón, catedrático de Economía de la Universidad San Pablo Ceu, «Grecia es un problema permanente». Además, advierte de que Francia «sigue sin hacer suficientes reformas», a pesar de ser una economía potente.

La relajación en la toma de medidas es, precisamente, la mayor preocupación de José Ignacio Conde-Ruiz, subdirector de Fedea y profesor de economía aplicada de la Universidad Complutense. «Los países periféricos aún tienen importantes reformas por delante. Y a nivel europeo también. Relajarse ahora sería terrible».

El analista de AFI también avisa de que cuando se acerque el 2014 «empezará la supervisión de activos bancarios europeos». Y si el mercado percibe que la banca tiene agujeros de capital, el sector financiero volverá a ser un factor de riesgo. Otro de los condicionantes que podrían quebrar un nuevo escenario de recuperación es la evolución de los países emergentes, especialmente en la economía china, donde un frenazo brusco contagiaría a todo el planeta.

Rehn pidió que no se caiga en la autocomplaciencia. La economía de la eurozona ha pasado a planta. Pero sigue teniendo debilidades.