FAES reclama al Gobierno una reforma fiscal con menos impuestos y más bajos
jaime garcia

FAES reclama al Gobierno una reforma fiscal con menos impuestos y más bajos

El laboratorio de ideas del PP plantea una reducción de IRPF y Sociedad y un incremento de los impuestos indirectos para favorecer el crecimiento económico y la creación de empleo

Actualizado:

El laboratorio de ideas del PP no comparte los planes iniciales del Ejecutivo popular de esperar a que la economía española recupere el pulso para reducir los impuestos. La Fundación para el Análisis y los Estudios Sociales (FAES), que este martes ha presentado su propuesta de reforma fiscal, considera que la revisión del sistema tributario debe contribuir al crecimiento económico y la creación de empleo y por lo tanto cree que no haberla abordado ya «es un error de primera magnitud».

«La política fiscal procíclica es un error gravísimo que requiere una correción con una política fiscal contracíclica», ha explicado el catedrático José Félix Sanz, y uno de los coordinadores de la propuesta de FAES, encargada por el presidente de la fundación, José María Aznar.

El expresidente ha dicho en este sentido que «es necesaria una reforma fiscal amplia y profunda que sea útil para el crecimiento y la creación de empleo, que mejore las condiciones competitivas de la economía española y que sea justa y eficaz». Al respecto, Aznar ha recordado que las reformas aboradas por su Ejecutivo tuvo efectos «tremendamente positivos» en ese sentido.

Lo que FAES propone ahora son pocos impuestos, bajos y sencillos, según ha resumido durante la presentación de la propuesta en el Campus FAES 2013 el director de la fundación, Miguel Marín, quien ha añadido que esa revisión del sistema tributario debe ir acompañado de una reducción del gasto público.

Sanz ha detallado que las medidas a aplicar serían una reducción significativa de los tipos marginales, una ampliación generalizada de las bases imponibles y la eliminación de deducciones. Y, en líneas generales, reducir los impuestos sobre las rentas de empresas y familias y apostar por una mayor presión fiscal en cuanto a impuesto indirectos.

Así, por ejemplo, FAES propone que un IRPF sin todos los tramos actuales y con dos tipos únicos, del 25% y el 35%. Además, plantea recuperar el viejo sistema de mínimos personales que se aplicaban desde 1998 sobre la base liquidable y que ahora, tras la reforma de 2006, actúan sobre la cuota. Sanz ha explicado que por tanto pasaron a convertirse en una mera deducción sobre la cuota.

Impuesto de Sociedades

En cuanto al impuesto de Sociedades, FAES es partidaria de reducir la base imponible pero eliminando al mismo tiempo las numerosas deducciones que hoy aplican las compañías de nuestro país.

En cuanto a los impuestos indirectos, la propuesta de la fundación es mantener los tipos actuales del IVA, o incrementarlos si se acompaña de una reducción de las cuotas a la Seguridad Social, y sobre todo de desmantelar los sistemas de módulos y regímenes especiales por el fraude que conllevan. Además, Sanz ha detallado que habría margen para aumentar los impuestos especiales sobre los carburantes, el tabaco y el acohol, y ha criticado que la subida del pasado viernes haga una discriminación positiva con el vino y la cerveza.

El Gobierno de Mariano Rajoy, por exigencia de la Comisión Europea, ya tiene en su agenda el diseño y aprobación de su propia reforma fiscal, pese a que sus planes iniciales eran reducir los impuestos cuando la economía empezase a crecer. El presidente de la comisión de Hacienda y Administraciones Públicas del Congreso de los Diputados, Gabriel Elorriaga, ha avanzado durante el acto de presentación de FAES que la propuesta del Gobierno «tomará cuerpo» en los próximos meses y ha defendido la revisión del sistema tributario porque la recaudación actual, ha dicho, «no garantiza la suficiencia del gasto público». «España tiene de los impuestos más altos y es de los países que menos recauda», ha lamentado el diputado popular, en línea con Sanz, quien tambiénse ha referido a la escasa y deficiente capacidad recaudatoria del actual sistema fiscal español.