El recibo de la luz será más caro al margen del consumo que se haga
Subestación de Iberdrola en Boadilla del Monte (Madrid) - ABC

El recibo de la luz será más caro al margen del consumo que se haga

La CNE pretende encarecer el término fijo de potencia, lo que penalizaría las viviendas con menor demanda de electricidad

Actualizado:

La Comisión Nacional de Energía (CNE) está elaborando una nueva metodología de las tarifas eléctricas y una de las cuestiones que está preparando es modificar los términos de energía y de potencia que figuran en la factura de la luz y que, si el Ministerio de Industria, Turismo y Comercio termina por aceptar, supondría un encarecimiento generalizado del recibo de electricidad y beneficiaría a las compañías eléctricas.

La modificación que está elaborando la CNE consiste básicamente en trasladar varios de los costes que actualmente están en el término de energía al término de potencia, por lo que las facturas serían más caras independientemente del consumo que se haga, según han explicado a este periódico fuentes del sector. Es como si la cuota de abono de la línea fija de teléfono subiera notablemente de precio, al margen de las llamadas que se realicen.

Este cambio se aplicaría a todas las tarifas, sin distinción de si son primeras o segundas viviendas, aunque lógicamente sería en éstas donde más lo notaría el consumidor. Esta nueva estructura de tarifas desincentivaría el ahorro y la eficiencia, según las mismas fuentes.

Término fijo de potencia

Es una cantidad que el consumidor debe pagar mensualmente a su compañía eléctrica aunque no haya consumido ningún kilovatio (Kilowatio por hora), ya que lo que paga con dicha cantidad es la garantía de poder conectar la potencia especificada en su contrato (2,2 KW, 3,3 KW, etc...) siempre que lo necesite. El importe se obtiene multiplicando la potencia contratada por un coeficiente actualizado periódicamente por el Ministerio de Industria, Energía y Turismo.

Energía consumida

Son los kilovatios consumidos en el periodo indicado en la factura que se multiplican por el precio (TUR) que fija Industria o las compañías (si está en el mercado liberalizado).