Miguel Blesa: luces y sombras de una gestión controvertida al calor de la burbuja
Miguel Blesa ocupó la presidencia de Caja Madrid durante 13 años - oscar del pozo

Miguel Blesa: luces y sombras de una gestión controvertida al calor de la burbuja

Íntimo de la familia Aznar, el antecesor de Rodrigo Rato dirigió Caja Madrid durante 13 años y fue víctima de las intrigas políticas por el poder en la entidad

Actualizado:

Mucho han cambiado las cosas para quien recibió el premio al Mejor Presidente de Entidad Financiera en el año 2005 y poseedor entre otros galardones de la Medalla de Oro de la Real Academia de la Historia. Ocho años después de aquel reconocimiento, Miguel Blesa de la Parra (Linares, Jaén, 1947) entrará en prisión por irregularidades en la compra del City National Bank de Florida.

Este Licenciado en Derecho fue integrante del Consejo de Administración de Caja Madrid desde 1993, alcanzó la presidencia de la entidad el 11 de septiembre de 1996, siendo posteriormente reelegido en 1999 y 2003. Miembro del círculo íntimo de la familia Aznar, conoció al ex presidente del gobierno mientras preparaban la oposición de Inspector de Hacienda, estaba en el punto de mira de la justicia por un presunto trato de favor a Gerardo Díaz Ferrán por la concesión de un crédito de 26,6 millones al Grupo Marsans cuando el por entonces presidente de la patronal era consejero de la entidad.

Criticado por pasearse por el centro de Madrid en un lujoso automovil, Blesa parecía ajeno a los frentes judiciales del caso Bankia, investigación centrada en el proceso de fusión y salidad a Bolsa, hechos posteriores a su salida de la entidad. Rodrigo Rato cargaba hasta ahora con todo el peso de un desmoronamiento estrechamente ligado al desarrollo en España de la burbuja inmobiliaria. Blesa vio abrirse el frente judicial tras la denuncia del sindicato Manos Limpias.

Quienes mejor le conocen, confirman que tras esa apariencia de excesiva frialdad y trato distante se encuentra un hombre cercano y sencillo. Amante de la caza y de los bonsais, este jienense de 65 años atesora en su gestión errores de bulto y aciertos importantes. En el haber, la venta de su participación en Endesa con las plusvalías más importantes de la historia de la caja. En el debe, una excesiva exposición al ladrillo, con la financiación de Martinsa Fadesa, o por su participación en Sos Cuétara.

El 19 de enero de 2010, Miguel Blesa presentó sus últimos resultados como presidente de Caja Madrid. Fueron los peores en sus trece años de gestión. Desde finales de 2008 la entonces presidenta de la Comunidad de Madrid, Esperanza Aguirre, inició la batalla por el control político de Caja Madrid en público enfrentamiento con el por entonces regidor de la capital, Alberto Ruiz-Gallardón, que apoyaba la continuidad de Blesa como presidente. La opción de Ignacio González se planteó como la candidatura preferida de la presidenta madrileña. La negativa de Génova dio al traste con su voluntad, en un movimiento que llevó a Rodrigo Rato a tomar las riendas de la caja.