«Esperamos que Iberia sea rentable en 2014 tras aplicar las medidas previstas»
El consejero delegado de IAG, Willie Walsh - abc
Entrevista

«Esperamos que Iberia sea rentable en 2014 tras aplicar las medidas previstas»

Tras perder IAG 630 millones en el primer trimestre, su consejero delegado, Willie Walsh, asegura que no habrá nuevos ajustes en la aerolínea española

Actualizado:

Iberia no fue, sin embargo, el único motivo de la caída a plomo de los resultados del grupo. Aparte del plan de ajuste en la compañía española, que ha supuesto un gasto de 265 millones de euros tras conocer la decisión del mediador, IAG ha acometido un gasto extraordinario que se encuentra en el polo opuesto de su gestión en Iberia: ha aumentado la plantilla de British para atender la nueva remesa de aviones que ha comprado la británica. En total, los «cargos excepcionales» ascendieron a 311 millones de euros.

Walsh, que atiende a ABC por teléfono, define, pese a todo, estos resultados como «alentadores». La línea de ingresos ha experimentado un ligero repunte (0,5%) hasta los 3.939 millones), así como los ingresos unitarios (un 3,9%). Para abandonar los «números rojos», eso sí, será necesario seguir profundizando en la compañía presidida por Antonio Vázquez, que supuso el 72% de las pérdidas operativas del grupo (202 millones, de un total de 278).

-¿Qué es lo que queda pendiente en Iberia? ¿Habrá nuevas medidas?

-Tenemos que poner en marcha el plan del mediador (el catedrático Gregorio Tudela). De hecho, es una tarea muy difícil asegurarse que se aplican todos los cambios identificados en la propuesta. En este momento, es nuestro interés más inmediato y en ello trabaja el nuevo consejero delegado, Luis Gallego, y su equipo. Claramente, tendrán que ver otras medidas que puedan tomar para hacer de Iberia una compañía más eficiente. No se trata de convertir a Iberia en una compañía más eficiente desde el punto de vista del coste, sino de mejorar su margen de ingresos. Es decir, no hay nuevas medidas de calado, sino que ahora se trata de aplicar las medidas que ya se han detallado.

-Presentaron inicialmente un plan más duro. ¿Por qué aceptaron la propuesta del mediador?

-Se trata de un plan muy caro, claramente mayor de lo que habíamos esperado. Hemos demostrado nuestro compromiso, nuestra buena voluntad y estamos muy decepcionados al ver que Sepla continúa rechazando la propuesta del mediador. No lo hemos hecho porque estuviéramos interesados en hacerlo, sino porque debíamos hacerlo. Si no hubiéramos llevado a cabo estas modificaciones, Iberia no existiría.

-¿Cuándo volverá Iberia a ser una compañía rentable, según sus previsiones?

-Debemos poner en marcha un cambio importante en la situación financiera este año. Esperamos ser rentables el año que viene, pero debemos asegurar que las medidas previstas se pongan en marcha de inmediato.

-¿Cómo recibiría IAG la entrada de Qatar en su accionariado, por la salida de Bankia?

-No es una decisión de IAG. No controlamos Bankia, así que la venta de la participación en IAG deberá ser, en todo caso, adoptada por Bankia. Lo único que puedo decir es que la historia publicada en el «Financial Times» no es correcta. El máximo ejecutivo de Qatar Airways, dijo públicamente que no estaba interesado en adquirir la participación de Bankia.

-¿Por qué están a punto de adquirir 36 aviones para BA y, sin embargo, ninguno para Iberia?

-Es muy simple. Iberia no se podía permitir comprar ninguno. Hemos asegurado reservas de aviones para Iberia, que se harán efectivas cuando reestructure su negocio. Si Iberia operara sola, no en IAG, no habría sido capaz de financiar nuevos aviones, porque no dispone de caja y no sería capaz de solicitar financiación porque su calificación crediticia no sería suficiente. Iberia no tendría acceso a los mercados financieros. Es tan simple como eso.

-IAG premió recientemente a su consejo de administración con un bonus cuyo valor en el momento de la entrega ascendía a 7,5 millones. ¿Considera esta medida apropiada, teniendo en cuenta los resultados que presentan y la crisis de Iberia?

-Sí, es un bonus de largo plazo, de tres años, pero sólo se aplica para los objetivos que se han conseguido. La gente no se reparte los bonus hasta que los resultados se han satisfecho. Y, por supuesto, creo que es lo correcto hacerlo, porque todo el mundo está interesado es que se cumplan esos objetivos, para que se logre el regreso de Iberia a la rentabilidad.