La construcción continúa siendo el principal nicho de economía sumergida
En la construcción se «sumergen» 28.000 millones de euros - ABC

La construcción continúa siendo el principal nicho de economía sumergida

Las actividades que eludieron a Hacienda superaron en 2012 los 200.000 millones, de los que el sector de ladrillo acaparó cerca del 14%

víctor ruiz de almirón
Actualizado:

La construcción sigue siendo el principal nutriente que alimenta la economía sumergida en España. Según un informe de Visa Europe, el PIB oficial del sector en nuestro país alcanza los 97.000 millones de euros, mientras que calcula en 28.000 millones de euros los activos sumergidos de este sector. Lo que equivaldría al 29% de su actividad.

El trabajo sin declarar fue uno de los motores durante el boom de la construcción en España hasta 2009, y se mantiene como una práctica habitual en las reparaciones del hogar y en las obras de renovación. El famoso «¿con IVA o sin IVA?» encuentra en esta actividad el mejor terreno para asentarse, impulsado por una ventaja para ambas partes: Por un lado, un coste menor para el que paga y un ingreso neto adicional para el que realiza el trabajo. Los 28.000 millones sumergidos en la construcción representan un 13,9 % del total de 201.300 millones que Visa Europe estima que componían la economía sumergida en España en 2012, que representaba a su vez un 19,2% del PIB español.

La actividad del comercio es el otro gran nicho de la economía sumergida. Alcanza un volumen de 20.000 millones de euros, según Visa Europe, lo que representaría el 18% de un sector que genera 113.000 millones de euros. Es en el comercio, especialmente en tiendas pequeñas, donde las ventas no declaradas se generalizan. Pero el segundo sector más opaco, por cantidad de activos, es la industria «sumerge» 24.000 millones de euros, aunque representa algo menos del total de actividad económica. El equivalente a un 16% de un PIB industrial oficial de 149.000 millones. En el lado opuesto encontramos la educación o los sectores regulados, que son actividades ajenas a la clandestinidad tributaria.

Las actividades profesionales desarrolladas desde el ámbito autónomo son proclives al trabajo no declarado, desde el trabajo doméstico hasta los servicios sociales, pasando por las clases particulares. El informe de Visa Europe no incorpora datos de estas actividades, dificilmente cuantificables. Pero sí recalca las actividades de médicos o abogados. No obstante, estos últimos servicios solo mueven 4.000 millones de euros al margen de los canales regulares. Algo menos del 10% para un sector que tiene un PIB oficial de 42.000 millones de euros.

Como ya denunció la Fundación de Estudios de Economía Aplicada (FEDEA) las Pymes son las principales causantes de la economía sumergida en España. Quienes demandan una reforma fiscal en España apuntan a la necesidad de simplificar la burocracia para facilitar los trámites tributarios. Según el informe «Paying Taxes 2013», una empresa en España dedica 167 horas al año en la gestión del pago de impuestos. Es decir, un mes de trabajo para cumplir con los requisitos fiscales. Una barrera insalvable para muchas empresas con pocos recursos humanos.

Un estudio de la Fundación de las Cajas de Ahorros (Funcas) estimaba que la economía sumergida ocupaba a cuatro millones de personas. Además, el informe revelaba que entre 1980 y 2008, mientras que el PIB español se duplicó, el crecimiento de la economía sumergida se multiplicó por cuatro. Pero los autores aclaran que esos cuatro millones de ocupados no son equiparables a cuatro millones de parados, pues buena parte de ellos pueden estar trabajando también en la economía oficial.