El billete de 500, solo en su inmensidad
Un billete de 500 euros - tunguska/ flickr

El billete de 500, solo en su inmensidad

Entre las 10 mayores economías mundiales no existe otra divisa con un billete con tanto valor. Cada vez suena más fuerte la propuesta de eliminarlos de la circulación

Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

Casi invisibles al ojo humano. Tan difíciles de encontrar que ni el ministro de Economía ha tenido uno en sus manos. Según los últimos datos, hay 91,7 millones de billetes lilas en circulación en España, el 15% de todos los de la Unión Europea.

Pero aunque son imposibles de ver, los billetes de 500 euros protagonizan una de las principales demandas de la izquierda española y otros países de la UE. Piden su inmediata abolición de la economía europea como mecanismo para atajar el fraude y el crimen organizado.

Una propuesta de la que es pionero el líder de Izquierda Unida, Cayo Lara y a la que se sumó hace pocas semanas el Partido Socialista. En un acto-coloquio con colectivos de solidaridad, Rubalcaba explicó que este debate de supresión ya está instalado en Francia y Alemania, y en España «debería estarlo».

Sólo en su inmensidad

Lo cierto es que los billetes lilas son una rareza: son los de mayor denominación entre las divisas de las 10 principales economías del mundo.

El último billete de 500 dólares data del año 1928 y es un objeto de coleccionista. Aunque en los bolsillos de los estadounidenses llegaron a encontrarse billetes de hasta 100.000 dólares, pronto los economistas descubrieron que poniendo estas cantidades monumentales en circulación, estaban haciendo una zancadilla a su propia divisa. Hoy el de 100 dólares es el billete rey.

Lo mismo ocurre en otros países de la élite mundial, como Japón donde el billete de 10.000 yenes (77 euros) es el de máximo valor, o en el Reino Unido donde mandan las 50 libras (60 euros).

El investigador del Bank of America Athanasios Vamvakidis ya advirtió al Banco Central Europeo (BCE) de que no era conveniente para una economía saneada tener billetes de ese calibre en el mercado. Vamvakidis aboga por eliminar los billetes lilas de circulación para impulsar el crecimiento e impedir el fraude.

La prueba, según este ex trabajador del FMI es que estos billetes terminan siempre como «lugar refugio» para el dinero negro. Un estudio del propio BCE lo corrobora: solo una tercera parte de estos billetes se usan en las transacciones financieras oficiales.

De acuerdo con «The Wall Street Journal», la Agencia contra el crimen organizado del Reino Unido aseguró que el 90% de los billetes de 500 euros están en manos de delincuentes organizados

Cada vez suena más fuerte la posibilidad de eliminar a este mastodóntico billete del mercado. El propio BCE reconoció hace poco que «no ve clara la necesidad de mantener estos billetes» a través de su vicepresidente, Víctor Constancio, y que eliminarlos de la circulación «es una posibilidad». La medida iría en línea con el interés de la Unión Europea en poner coto al fraude y a los paraísos fiscales.

Queda en las manos del Banco Central Europeo el futuro de este inmenso billete. Puede que a través de la vitrina del museo, algunos (ministro de Economía incluido) por fin consigamos verlo.