Periodista, peor profesión que barrendero
Periodista la peor profesión del mundo según Career Cast - archivo

Periodista, peor profesión que barrendero

El ránking que elabora anualmente Careercast revela que reportero es la peor profesión de las 200 analizadas en los Estados Unidos

e.pastrana
Actualizado:

Trabajar en un periódico era un empleo soñado para Rochelle Gilken, pero todo cambió con los años: «La paga era baja y el estrés imposible de soportar. Tengo dos niños y lograr un equilibrio entre mi hogar y el estrés del trabajo es cada día más imposible» explica esta reportera de sucesos del diario Palm Beach al equipo de Careercast.

El portal de empleo ha elaborado un año más su ranking sobre las mejores y peores profesiones del mundo. Los reporteros ganan por goleada en esta segunda categoría. Periodista escrito es el peor empleo del mundo por encima de barrendero, basurero (160) o leñador (puesto 199).

La reconversión al modelo digital ha frustrado las expectativas de Gilken de prosperar en esta profesión: «Tenía aspiraciones de alcanzar un puesto mejor, pero los medios no hacen más que recortar», explica. Gilken soñaba con viajar y cubrir grandes eventos: «Siempre quise contar unos Juegos Olímipicos». Pero los presupuestos menguan al mismo ritmo que las emociones de la vida periodística, que transcurre mayoritariamente entre las 4 paredes de la redación.

Según el portal, el periodista de medios escritos disfruta de las peores condiciones y perspectivas laborales de todos los Estados Unidos, y es la profesión de carácter intelectual peor tratada del país.

«Ambos trabajos (el de periodista audiviosual y escrito) parecieron en algún momento glamurosos, pero el estrés, las menguantes oportunidades de trabajo y los salarios que se pagan explican su baja posición en la lista», según fuentes de CareerCast. «Lo triste es que hay muchos licenciados universitarios que aún quieren dedicarse a este campo y que debido a la crisis que sufre están trabajando en muchos casos gratis», explicó a la BBC Tony Lee, uno de los autores del estudio.

La mejor profesión

En la otra cara de la moneda están las profesiones soñadas, entre las que destacan actuario ingeniero, biomédico, audiólogo, planificador financiero o higienista dental.

Para hacer este ránking se han tenido en cuenta cinco criterios: exigencia de esfuerzo físico, condiciones de trabajo, salario, estrés y perspectivas de empleo.