Protesta en el Parc Bit de Mallorca
Protesta en el Parc Bit de Mallorca - JOAN LLADO

Los trabajadores de Orizonia comienzan a recibir la nómina completa de marzo

El levantamiento del acta de despido supondrá que los trabajadores puedan comenzar a tramitar sus prestaciones por desempleo y recolocarse en el mercado laboral

Actualizado:

Los trabajadores de Orizonia han comenzado a recibir los ingresos del resto de la nómina de marzo que tenían pendiente de pago, una de las razones por la que esta semana han protagonizado varias protestas en la sede del empresa en Palma.

Esta pasada noche una veintena de empleados del desmantelado grupo turístico han dormido en las instalaciones del ParcBit, donde se encuentran las oficinas, tras protagonizaron un encierro la tarde de ayer, han informado fuentes de CCOO.

A pesar de que han esperado al presidente José Duato, esto no ha acudido hoy a la empresa, han añadido los trabajadores, que el pasado lunes realizaron una protesta frente a la oficina del directivo para pedirle su dimisión, tras conocer por la prensa que había recibido 33.000 euros en concepto de nómina mientras a ellos no se les ha terminaba de pagar el salario de marzo.

Estas nóminas están siendo completadas hoy, han confirmado los trabajadores, de los que una representación se reúne esta mañana con el juez concursal a la espera de que ratifique hoy el expediente de regulación de empleo (ERE), que afecta a 2.347 trabajadores.

El levantamiento del acta de despido supondrá que los trabajadores puedan comenzar a tramitar sus prestaciones por desempleo y buscar recolocaciones en el mercado laboral.

El Juzgado de lo Mercantil número 1 de Palma declaró el pasado 4 de abril el concurso de acreedores del grupo turístico Orizonia, que anunció en febrero el cierre a sus 5.000 trabajadores tras frustrarse el proceso de venta a Globalia por las objeciones que planteó la Comisión Nacional de Competencia (CNC).

Durante los últimos meses, los trabajadores de Orizonia ha protagonizado diversas protestas para reclamar una solución a su situación, que se les paguen sus nóminas con celeridad y se ponga en marcha cuanto antes el Ere.

Estos días viven un ambiente "tenso" en medio de una situación que los empleados califican de "surrealista", por lo que piden que se investigue a fondo toda la operación de desmantelamiento del grupo turístico, que ha sido vendido en parte a Barceló y Globalia.