Iberia propone extender las negociaciones y retirar un 4% de rebaja salarial
Manifestación de los trabajadores de Iberia frente a la sede de la compañía - jose ramon ladra

Iberia propone extender las negociaciones y retirar un 4% de rebaja salarial

La aerolínea concede más tiempo a los sindicatos para alcanzar un acuerdo sobre la productividad, como pedía el mediador

Actualizado:

Las negociaciones sobre la medidas de productividad entre Iberia y los sindicatos de tierra y tripulantes de cabina (CC.OO., UGT, USO, Sticpla, Asetma y CTA Vuelo) se cerraron el pasado lunes sin acuerdo, lo que se reflejó de manera automática, tal y como estipulaba el documento de mediación elaborado por el catedrático Gregorio Tudela, en una rebaja salarial adicional del 4%. La compañía, sin embargo, se ha ofrecido a ampliar los plazos para alcanzar un acuerdo. En un comunicado, la aerolínea ha asegurado que está dispuesta a «retomar las negociaciones de productividad y continuar con las mismas más allá de los plazos estipulados por el mediador».

En el caso de consensuar dichas medidas, la aerolínea se compromete a dejar sin efecto «a partir del momento en el que entren en vigor esas medidas de productividad» dicha reducción de los sueldos. Iberia justifica esta decisión con que para la compañía «alcanzar acuerdos de productividad es prioritario para garantizar la viabilidad de la empresa y de sus negocios, y se entiende que también es mejor para los propios empleados, cuya rebaja salarial en ese caso sería menor».

Desacuerdo con los sindicatos

El sindicato Sitcpla aseguró el pasado lunes que la compañía rechazó los incrementos en la productividad propuestos por las organizaciones sindicales de tripulación de cabina que incluían un aumento del 10,1 % en días de ocupación y de un 5,8 % de horas de vuelo en el segmento de corto recorrido y de hasta un 2,25 % en días de ocupación en el de larga distancia. Asimismo, se proponía la desaparición de la reducción por antigüedad.

Por su parte, UGT denunció que durante estas negociaciones existió «alguna imposición externa a la mesa» y que Iberia, «de manera teledirigida, vuelve a instalarse en las posiciones ventajistas y de mala fe del mes de enero», cuando la compañía dio marcha atrás tras el acuerdo alcanzado con las organizaciones sindicales en el Servicio Interconfederal de Mediación y Arbitraje (SIMA).