Auditoras, garantes de la veracidad y calidad de la información de las empresas
Pescanova acaba de nombrar a KPMG como su nueva auditora tras los problemas con la anterior - efe

Auditoras, garantes de la veracidad y calidad de la información de las empresas

Estas compañías han diversificado su negocio hacia servicios complementarios como el control de riesgos y finanzas corporativas

Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

En los tiempos de crisis que corren, la auditoría se ha revelado como garante de la veracidad y calidad de la información suministrada por las empresas. De hecho, en los últimos años los informes de auditoría voluntarios han crecido en torno al 5%. Dato relevante y positivo habida cuenta de la necesidad demandada por la ciudadanía de transparencia de las cuentas de las empresas.

Ahora bien, igualmente en los últimos tiempos estas compañías han aprendido a diversificar sus líneas de negocio: unas porque el «know how» empresarial les hace crecer de manera natural hacia otros campos que son complementarios a los servicios de auditoría, como pueden ser el control de riesgos y las finanzas corporativas, y en otros casos porque existen ciertos servicios cíclicos, como en estos momentos, con mayor demanda como la consultoría en las reestructuraciones, resolución de expedientes de regulación de empleo y de concurso de acreedores..

Un sector pues, que crece a lo largo de los años, en facturación y en importancia. Así, según datos del Instituto de Censores Jurados de Cuentas de España (ICJCE), las personas implicadas en el sector de la auditoría de forma directa son ya cerca de 20.000 profesionales, con más de 1.350 sociedades y firmas. Además, el sector genera una facturación de más de 750 millones de euros, según los últimos datos publicados por el ICAC, con un incremento medio anual que en los últimos años se ha situado por encima del 7%. «Los auditores realizamos durante 2011 más de 68.000 trabajos de auditoría. De estos casi un tercio son informes de auditoría obligatorios, ya que la Ley establece que las cuentas de las sociedades cotizadas en mercados bursátiles (IBEX y secundario) son auditadas por firmas de auditoría, y, en los últimos años, se ha incrementado sustancialmente las auditorías voluntarias, representando casi un 27% del total», puntualiza Rafael Cámara Rodríguez-Valenzuela, presidente del ICJCE.

Aunque en los últimos años el número de informes de auditoría se mantiene más o menos constante, gracias a la positiva evolución de las auditorías voluntarias, el número de informes de auditoría obligatorios se está reduciendo. A su vez, se están reduciendo los honorarios percibidos por las firmas de auditoría, lo que supone una merma de los ingresos, aspecto relevante sobre todo para las medianas y pequeñas firmas.

«Fundamentalmente hay cuatro vías de negocios: los servicios de auditoría en sí, los servicios de consultoría, así como los de fiscal y legal, y crece también aunque no representa un volumen de negocio importante la prestación de asesoramiento financiero y corporativo», explica Rafael Cámara Rodríguez-Valenzuela.