Draghi despejará hoy la incógnita sobre si el «modelo Chipre» se aplicará en futuros rescates
Draghi, en una reciente imagen en Bruselas - REUTERS
reunión mensual del consejo del bce

Draghi despejará hoy la incógnita sobre si el «modelo Chipre» se aplicará en futuros rescates

El hecho de que los depositantes costeen parte del rescate financiero en Chipre sembró serias dudas en los inversores hace unos días

Actualizado:

Después de las turbulencias vividas en marzo en la Eurozona, con otro país que ha pasado por el trance de necesitar un rescate financiero, Chipre con 10.000 millones de euros, le toca mover ficha al presidente del Banco Central Europeo, el italiano Mario Draghi. El máximo guardián de la política monetaria en el Viejo Continente preside hoy en Francfort la reunión mensual del Consejo de Gobierno del Banco y, tras el encuentro, tendrá que aclarar de manera fehaciente si el modelo de rescate aplicado en Chipre, con quitas a los depositantes de los bancos, se aplicará o no en otros países que necesiten ayuda financiera.

La cuestión no es baladí ya que tras el propio presidente del Eurogrupo, el holandés Jeroen Dijsselbloem, aseguró tras el acuerdo entre el Gobierno de Chipre y la troika formada por el Fondo Monetario Internacional (FMI), la Comisión Europea (CE) y el Banco Central Europeo (BCE), que el modelo de rescate aplicado en Chipre podría ser utilizado en otros casos, lo que sembró de dudas los mercados y provocó subidas de las primas de riesgo de la deuda de los países periféricos del euro.

Otro de los elementos que pesará sobre la reunión de hoy del BCE será la situación política en Italia, incapaz de formar Gobierno tras las últimas elecciones y casi abocada a un nuevo llamamiento a las urnas. Hasta tal punto preocupa la situación que Draghi llamó al presidente de la República italiana, Giorgio Napolitano, hace unos días ante los rumores de que éste podría presentar la dimisión por el caos político que vive el país de la bota.

Y, por si las crisis de Chipre y de Italia fueran poco, de telón de fondo está la debilidad de la economía europea, que no acaba de arrancar pese a la cura de austeridad impuesta desde las instituciones europeas a todos los países.

En todo caso, los analistas excluyen que el BCE opte por una rebaja del precio oficial del dinero, actualmente en el 0,75%, para reactivar la maltrecha economía del Viejo Continente, que continúa con la tasa histórica de paro del 12%, según los útimos datos de Eurostat.