Deportivo de La Coruña: inmersos en una lucha de cifras
Augusto César Lendoiro, presidente del Deportivo de La Coruña - J. M. Roldan

Deportivo de La Coruña: inmersos en una lucha de cifras

La administradora concursal cifra el pasivo del club en 156 millones, mientras que el club reconoce solo 93 millones

Actualizado:

La burbuja del Deportivo, inflada por la gestión irresponsable de uno de los pocos presidentes profesionales del fútbol español, estalló esta temporada con la entrada de la entidad en concurso de acreedores. Desde entonces, la guerra de cifras entre la administradora concursal, AD Cryex, y el club roza lo surrealista. En su última declaración la empresa ha cifrado la deuda total del Deportivo en 63 millones de euros, debido al peso de su pasivo de 156 millones. Según la administradora, el mayor adeudo es el contraído con Hacienda, que asciende a 93 millones, seguido por el que tiene con los bancos Novagalicia y Gallego, de 26,5 y 9,5 millones respectivamente.

Por su parte, cuando el club presentó la documentación para acogerse al concurso, reconoció un pasivo total de tan solo 93 millones por un activo de 185. Al conocer el informe de AD Cyrex la maquinaria del despacho de la Plaza de Pontevedra se puso en marcha para salir al paso y mostrar su «total desacuerdo» con el contenido del mismo, pues entienden que «no se imputan la cantidades percibidas por embargos ni las actas ganadas a Hacienda».

Las diferencias entre los cálculos del Deportivo y la administradora son abismales, tanto es así que mientras los primeros muestran la radiografía de un paciente completamente viable, los segundos son el diagnóstico de un enfermo en un estado previo al terminal. El mayor desajuste entre los dos balances se da en el apartado relativo al activo, donde hay un desfase de 94 millones de euros por desacuerdos de criterio en las tasaciones de la plaza del equipo en la Liga BBVA, el valor del conjunto de la plantilla o el usufructo de las instalaciones de Riazor. Este último es el caso más llamativo dado que el administrador no tiene en cuenta como activo la utilización del estadio y demás infraestructuras ya que su titularidad es municipal, mientras la ejecutiva del club otorga a este punto un valor de 17,41 millones de euros. Se ha de tener en cuenta a tal efecto que las actividades que realiza el equipo en las instalaciones coruñesas nunca podrían ser transferidas o vendidas de ningún modo por parte del club blanquiazul a ninguna otra entidad.

Esta situación de total falta de entendimiento ha sido la que ha llevado la AD Cyrex a solicitar al juez del caso que se aparte a Augusto César Lendoiro de la presidencia del club, una petición que finalmente no prosperó mientras la situación institucional, deportiva y económica de los blanquiazules se revela ya de todo punto insostenible.