Las claves de la nueva ley antifraude
puebla

Las claves de la nueva ley antifraude

Las cuentas en el extranjero deberán ser declaradas antes del 1 de abril

Actualizado:

Los contribuyentes con cuentas, valores o bienes en el extranjero a 31 de diciembre de 2012 deberán identificarlos ante Hacienda desde el pasado 1 de febrero y hasta el próximo 30 de abril, de acuerdo con la nueva ley antifraude, que contempla sanciones de hasta el 150% del valor del bien no declarado. Esta nueva obligación no supone ningún pago adicional de impuestos, sino que se trata de una mera declaración informativa, con el fin de estrechar el cerco sobre los contribuyentes que tienen bienes en el extranjero sin declarar. Te damos las claves de la nueva ley antifraude:

¿Desde cuándo es obligatorio informar sobre cuentas y bienes en el extranjero?

La Orden Ministerial de Hacienda con el modelo 720 de declaración se publicó el pasado jueves en el BOE y entró en vigor al día siguiente, 1 de febrero. Por tanto desde ya, y hasta el próximo 30 de abril, todas las personas físicas y las empresas deben informar de bienes y cuentas en el extranjero, detallando todos sus movimientos de 2012.

¿Quiénes deben presentar la declaración?

Todas las personas físicas o jurídicas residentes en España y los establecimientos permanentes en nuestro país de los no residentes, siempre que sean titulares o autorizados en cuentas en el extranjero cuyo saldo conjunto sea superior a 50.000 euros. Además, tienen obligación de presentar información los titulares de valores, acciones, fondos, seguros de vida, bienes inmuebles o cualesquiera otros activos situados o depositados en el extranjero, por un importe superior conjunto a 50.000 euros. Además de los titulares jurídicos, están obligados los titulares reales, quienes posean o controlen más del 25%.

¿Qué supuestos quedan excluidos?

Quedan excluidas de la obligación de informar la Administración y las cuentas y valores que figuren recogidas con el suficiente detalle en la contabilidad oficial de las entidades.

¿Cuándo y cómo debe presentarse la declaración?

A partir del pasado viernes, 1 de febrero, y hasta el próximo 30 de abril. Posteriormente, en lo siguientes ejercicios, se tendrá que realizar entre enero y marzo del cada año si las cuentas incrementan su valor en 20.000 euros. Deberá de presentarse por internet, a través de la aplicación informática de la Agencia Tributaria.

¿Qué ocurrirá en caso de no hacerlo estando obligado por la nueva ley?

Los patrimonios que decidan no desvelar sus capitales en el extranjero se arriesgan a sanciones del 150% imputables en el último ejercicio no prescrito. Estos bienes no prescribirán nunca. En concreto, la nueva ley prevé un triple régimen sancionador. Por cada omisión o dato erróneo, se impondrá una multa de 5.000 euros, con un mínimo de 10.000 euros.

¿Qué debe declararse con exactitud?

Nadie podrá escapar a pesar de haber cerrado las cuentas a lo largo del ejercicio 2012, ya que están obligados a declarar quienes hayan sido titulares o autorizados en cualquier momento del año. Así, las personas físicas y jurídicas residentes en España deben declarar los siguientes productos:

- Cuentas: deben declararse el banco depositario, la fecha de apertura, el saldo a 31 de diciembre de 2012 y el saldo medio del último trimestre.

- Valores y activos financieros: denominación completa y saldo de 31 de diciembre.

- Seguros: entidad y valor de rescate a 31 de diciembre de 2012.

- Inmuebles: identificación, fecha y valor de adquisición. Todo ello obligará a los residentes en España y a las entidades extranjeras depositarias o gestoras a un gran esfuerzo administrativo.