ATLETISMO

De vender leche al oro olímpico

NAIROBI Actualizado:

Una flecha envenenada, una barbería y un televisor. La flecha mató a Wesley Ngetich Kimutai, una de las estrellas de maratón, en 2008, lanzada por miembros de una tribu rival. No menos kafkiana resulta la historia de Cheruiyot, el único atleta que ha logrado imponerse cuatro veces en la maratón de Boston. A los doce años comenzó a trabajar en una barbería por 20 céntimos de euro al día. Diez años después ganaba 7.000 euros en la maratón de Milán. La atleta Pamela Jelimo era vendedora de leche. Ganó el oro olímpico en los 800 y a su regreso a Kenia recuperó su cargo como contable en la Policía por 100 dólares mensuales. Su éxito en la Golden League 2009 le supuso un millón de dólares. Su único sueño fue comprar un televisor de plasma.